En este post te describo un tratamiento aromaterapéutico para eliminar los piojos y también expongo mis impresiones sobre esta epidemia, sí, así la llaman en los medios de comunicación, y por lo que me cuentan clientas y amigas con hijos en edad escolar eso parece ser.

La pediculosis, que así se llama médicamente esta infestación capilar, acompaña a los humanos desde tiempos prehistóricos, que sepamos, y aunque en las últimas décadas pareció estar en disminución resulta que no, que no solo no ha disminuido su presencia en nuestras cabezas si no que ha aumentado espectacularmente tanto en número de afectados como en resistencia a la desinfestación, cosa que ha llegado a generar una nueva profesión: técnicas/os expertas/os en su eliminación.

Y aunque no hay acuerdos en cuanto a las causas que están produciendo este aumento piojil, yo he sacado mis propias conclusiones que te explico tras describir cómo se puede acabar con ellos con el método de Aromaterapia Científica, probado y eficaz desde hace muchos años. Eso sí, requiere hacerlo.

TRATAMIENTO PARA LOS PIOJOS CON AROMATERAPIA SPA

FASE 1, CURATIVA: UNA VEZ AL DÍA, DURANTE 8 DÍAS SEGUIDOS:

EFI ANTI PIOJOS S.P.A:

  • Aplicar 20 gotas en todo el cuero cabelludo, bien repartidas.
  • Mojar una toalla (o paño no muy grueso, vale toalla de papel) en un poco de agua caliente a la que se añaden otras 20 gotas y cubrir los cabellos. Tapar todo con una bolsa de plástico.
  • Dejar actuar 15min y aclarar con agua templada.
  • Lavar el cabello con CHAMPÚ ANTIPIOJOS S.P.A. REF. 177.
  • Pasar la liendrera.
  • Aclarar de nuevo y secar el cabello.

Para evitar el contagio entre familiares recomendamos que en casa todos usen el CHAMPÚ ANTIPIOJOS durante la fase curativa aunque no se hayan declarado piojos en los adultos

FASE 2, PREVENTIVA

Hacer el tratamiento curativo una vez por semana en época de epidemia de piojos.

También se recomienda aplicar una gota del EFI directamente en la almohada y 6 gotas en la lavadora para ahuyentar a los piojos de la ropa.

FASE 3, MANTENIMIENTO

Utilizar el CHAMPÚ ANTIPIOJOS S.P.A. semanalmente, o bien dos gotas de EFI ANTIPIOJOS S.P.A en el champú cotidiano: atención, solo se recomienda usar exclusivamente CHAMPÚ BIO, así como cualquier otro producto capilar como el acondicionador: recordad que los aceites esenciales NO deben mezclarse con los ingredientes químicos de los cosméticos convencionales por posibilidad de reacción cutánea.

Esta fase también se aconseja para los adultos que puedan estar en contacto con niños con piojos, aunque ellos no los desarrollen.

Con este tratamiento hemos controlado esta plaga en todas las cabezas que lo han usado, tanto de niños como de adultos, sin químico alguno: ningún riesgo de toxicidad, no tiene potencial de resistencia como ocurre con los insecticidas y no contamina el agua: la mejor elección para cuidarles y cuidar el planeta.

¿POR QUÉ ES EFECTIVO?

Como puedes ver en la composición de los productos de este método, (al final del post dejo la INCI de los dos productos que son necesarios, para que puedas ver su compleja y completa composición), su formulación realizada exclusivamente con aceites esenciales de calidad terapéutica está basada en la investigación científica con aromatogramas y otros medios técnicos que apoyan la maestría de los aromaterapeutas y químicos del laboratorio y garantizan que sus productos son eficaces a la vez que inocuos en su uso correcto. Es auténtica Aromaterapia Científica de uso cosmético, de ahí su eficacia comparada con el uso individual del Árbol del Té, que aunque también se puede usar comparándolo con esta sinergia es mucho menos eficaz. De hecho solo lo recomendamos si se usa mezclándolo con Aceite de Neem que tiene un efecto insecticida natural y complementa al Árbol del Té.

También es necesario recordar que los aceites esenciales no dañan el organismo a diferencia de los insectididas químicos. El cuero cabelludo absorbe fácilmente las sustancias que le ponemos y con estas dos fórmulas sabemos que no hay ningun daño ni local ni general, pudiendo ser usado a cualquier edad. No ocurre lo mismo con otros productos, ni siquiera con algunos preparados naturales a base de alcohol y plantas medicinales que si bien pueden funcionar resecan el cuero cabelludo y deben usarse con menor frecuencia.

MIS IMPRESIONES SOBRE LA EPIDEMIA

Como ves acabar con ellos requiere trabajo. Y aquí radica una de las principales causas a mi modo de ver que impiden que se eliminen correctamente las liendres que es lo que mantiene la infestación activa. Y es que desde el momento en que salieron al mercado aquellos famosos “zz”, las lociones antipiojos que fueron la novedad hace unas décadas, que llegaron para sacar a la sociedad española del “atraso” tecnológico y médico, que mataban perfectamente los piojos, con rapidez e higiene… es decir, nada de tener que andar sacando las liendres como ‘antiguamente’, nada de vinagres ni cortarse el pelo… la modernidad apareció en formato líquido. Ya no se tenía que avergonzar la familia porque uno de ellos pasase por ese trago… ¡se iba limpio y relimpio a clase! Y con rapidez y eficacia…

Pues de aquellos polvos tenemos estos lodos… se nos hizo creer que con los insecticidas los piojos se iban a acabar para siempre… y nos salió el tiro por la culata, por desgracia como en tantas otras cosas que la química iba a solucionar… estos bichitos no solo se han vuelto más resistentes, si no que tienen la suerte que ya pocas mamás “modernas” quieren verse envueltas en el tejemaneje de despiojar a sus hijos*… y ¡no me extraña nada!

Yo añadiría que ‘esta incapacidad transitoria para el despioje’ se ve incrementada por dos cosas más:

1) La tristeza de ver la melena de tus hijas, y la de tus hijos en muchos casos, volatilizarse en cuanto aparece el primer picor… sobre todo porque es harto sospechoso aparecer de un día para otro con un corte a lo “garson” cuando el pelo llegaba por los hombros… ya que por desgracia se sigue pensando que los piojos aparecen en cabezas sucias, cosa que es radicalmente lo contrario: a estos bichos les encanta el pelo limpio porque se agarran mejor, y cuánto más largo aún mejor!. Así que nada de cortar el pelo, eso “era antes”. A mi me ha dicho literalmente una madre que se moriría de vergüenza si se llega a saber que sus hijos tenían piojos… y no pude dudar de su sinceridad viendo su cara, era realmente un verdadero sufrimiento para ella. Y como despiojar una melena es un curro (y desde luego, un asco), es mucho mejor hacerlo sobre un pelo corto y desde todos los aspectos más eficaz, así que ¿por qué no cortárselo? Pero tememos mucho el qué dirán… ¡cuando prácticamente no se salva ni un escolar del contagio! (y aunque los medios digan eso de que los tiene uno de cada cuatro, en persona me cuentan maestras de primaria que hay años en los que no se libra ni uno…). Y si les pasa, nos pasó, a todos, ¿de qué avergonzarse? Creo que es muy importante revisar las respuestas emocionales y conductuales: tener piojos no es ninguna demostración de ser sucio o descuidado en la higiene personal.

y 2) La falta de tiempo. ¿En qué momento entre la última recogida de la última extraescolar, cenar, terminar los deberes, ver la tele y hacer familia a última hora del día se puede meter una hora de despioje? Immmposible.

Esto es literal, si opinas otra cosa no dudes en escribirme, me interesa mucho el tema. Para mí los piojos se han vuelto resistentes a los insecticidas (como otras tantas plagas y los microbios a los biocidas, alterando los ecosistemas tanto del planeta como de nuestro propio intestino, por ejemplo, como con los antibióticos usados irresponsablemente) y a eso añadimos que no hacemos lo necesario para eliminar las liendres porque es un plus de trabajo agobiante. Eso es la base de la epidemia actual. A lo que podemos, si queremos, añadir la causa de las causas: el cambio climático. Parece ser que sí, que el aumento de las temperaturas permite que estos bichos proliferen. Y ya tenemos el cuadro completo y las cabezas repletas de estos asquerositos bichitos.

Y también la solución: quitar por completo las liendres, y sí, esto exige tiempo, dedicación y en muchos casos lo más rápido y eficaz es cortar el pelo. Porque eliminar las liendres es lo único que termina con la historia. El método de Aromaterapia Científica de la Societe Provençale d’Aromatherapie, S.P.A., que te acabo de explicar, requiere pasar la liendrera, pero si no te apetece también puedes combinar el tratamiento con la visita a una técnica/o que pase su aparato para eliminar las liendres.

REINCIDENCIAS y OTROS TRATAMIENTOS NATURALES

En algunos casos me han consultado por reincidencias en la infestación uno o varios años después de la primera vez. Como generalmente se considera que es en la edad escolar que se contagian por el constante contacto físico entre los niños pequeños, parece que una vez crecidos, los niños pre o adolescentes ya nos los pillan tanto. Pero hay casos en que no, y que año tras año, o cada x años, aparecen de nuevo. En estos casos hay que buscar un poco más el foco para prevenir el contagio y realizar el tratamiento de mantenimiento todo el año (con descansos pautados según calendario escolar) y para toda la familia.

Aún así, en caso de reincidencias como naturópata recomiendo revisar el sistema inmunitario del niño y ayudarle con algún complemento o bien un remedio homeopático. Siempre ayuda.

INGREDIENTES ACEITES ESENCIALES EFI ANTIPIOJOS:

Melaleuca viridiflora oil, Helycrisum italicum oil, Melaleuca cajeputti oil, Aniba roseadora oil, Cinnamomun champhora oil, Cinnamosma fragans leaves oil, Cymbopogon Martini oil, Tagetes minuta flower oil, Rosmarinus officinalis oil, Lavandula angustifolia oil, Satureia hortensis oil, Lavandula latifolia oil, Barosma betulina oil, Guajacum officinale oil, Citrus medicum lemonun peel oil, Cymbopogon schoenanthus oil, Srachyspermun ammi flower oil, Cananga odorata flower oil, Angelica archangelica oil.

INGREDIENTES CHAMPÚ ANTIPIOJOS:

Aqua, glycerin vegetal, sodium cocoamphoacetate, lauryl glucoside, sodium cocoyl glutamate, Triticum vulgare germ oil, Calendula officinalis water, Melaleuca viridiflora oil, Helycrisum italicum oil, Melaleuca cajeputti oil, Aniba roseodora oil, Cinamomun camphora oil, Cinnnanomum zeylanicum oil, Sasasafras officinale oil, Rosmarinus officinalis oil, levulinic acid, capryloyl glycine, Lavandula angustifolia oil, Satureia hortensis oil, Lavandula latifolia oil, Barosma betulina oil, Guajarum officinale oil, Citrus medicum limonum peel oil,  Cymbopogon schoenanthus oil, Santalum album oil, Cananga odorata flower oil, Angelica archangelica oil, sodium copper chlorophyl.

*por ser realista me dirijo y refiero a las madres: aún no conozco ningún “valiente” padre que haya despiojado a sus hijos…

Sheila Minguito.

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail to someone