Hoy es un día especial y me siento muy contenta de poder compartir este momento con todos vosotros. Quiero dar las gracias con el corazón a todas las personas que habéis pasado por Agua de Flores en estos 10 años que estamos celebrando, que nos habéis apoyado, que habéis estado ahí confiando en nosotras y que nos permitís mantenernos en pie cada día, a pesar de la crisis. Me gustaría haceros llegar mi agradecimiento a vuestra presencia en nuestra vida, porque nos permite realizar los propósitos por los que abrimos Agua de Flores y que son el motor de este centro.

Ya sabéis que como profesional naturópata llevo más de 21 años trabajando la Naturopatía Integrativa y que desde joven ayudé a mi padre en la herboristería familiar aprendiendo este maravilloso camino con él, épocas cuando la Salud Natural era de gente rara..., pero estos años en Agua de Flores he visto cómo crece el interés en nuestra sociedad por la Salud Natural, y por la Belleza Natural, y por el Bienestar Holístico, algo que es precioso de ver y que mantiene viva mi dedicación para que día a día siga explicando con mucho interés a las personas que pasáis por el centro, por la tienda e incluso a través del blog y las redes sociales, los beneficios que obtenemos para nosotros y para el planeta al tomar conciencia del uso cotidiano de terapias y remedios naturales, de cosméticos naturales, o de un estilo de vida consciente, diligente con nuestra integridad cuerpo, mente y espíritu. Y veo cómo hay cambios de conciencia en vosotros, las personas que llegáis con confianza e interés en conocer y aprender a vivir de una manera más sana. Y ese es mi motor, el motor de Agua de Flores.

Y para ello dedico mis esfuerzos en mantener día a día el propósito de buscar la calidad de nuestra oferta tanto en productos como en servicios, porque bien es verdad que justo debido a este aumento del interés por la vida sana, han proliferado tantas marcas que venden ‘natural’, tantas terapias ‘naturales’, tantos métodos de ‘bienestar ‘ que no lo son para nada y solo se aprovechan del interés de tantas personas sensibles, que es prioritario separar la paja del grano, y creedme, cuesta mucho hacerlo porque siempre hay más paja que grano…

Hoy especialmente quiero daros las gracias a todas las personas que estáis confiando en mi como terapeuta, pues a lo largo de este tiempo mi propósito es lograr que os mantengáis en la salud integral y espero lograrlo y continuar haciéndolo muchos años más.

Ahora voto por unos nuevos 10 años más por lo menos, por un nuevo ciclo que empieza hoy y que me hace entender que estos ciclos nos permiten sentir que las experiencias vitales tienen un proceso: se comienza con una idea, con unas ganas, con una experiencia x… y es a medida que vas caminando día a día que vas aprendiendo y vas descubriendo que esas ideas y proyectos iniciales pues, bueno…, algunos pueden ser todavía muy validos pero otros hay que cambiarlos, hacerlos más actuales, potencializarlos para poder vivir el momento presente que es el único real, apoyándonos sin duda en las experiencias del pasado con un objetivo puesto en el futuro, pero siempre, siempre, estar en este instante que es el que nos toca, el único que existe.

A través de estos 10 años Agua de Flores ha vivido altos y bajos constantemente, como todo lo vivo, momentos muy duros, momentos difíciles no solamente económicos, si no personales y profesionales que han marcado claramente el camino y me permiten entender que la Vida es compleja, pero también es sencilla, es como nosotros elegimos construirla.

Por eso con sencillez os doy las gracias por esa presencia en nuestras vidas, no solamente a nivel profesional si no también a nivel de amistad, porque después de tantos años muchos de nuestros clientes han pasado a ser amigos, y amigos que se han vuelto clientes…. es algo tan agradable que ocurra…

Agradezco a todas las personas que han pasado por aquí, tanto los clientes y amigos como las profesionales que han trabajado aquí la impronta que han dejado, su granito de energía, la parte de su realidad con la que han nutrido a Agua de Flores y eso ha ayudado a que esa semilla que fue Agua de Flores fuera regada, fuera nutrida por todas esas energías, grandes y pequeñas, que han pasado por aquí y que la han permitido florecer y dar una pequeña flor que espero que fructifique durante los próximos 10 años y más…

Muchas gracias por contar con nosotras porque nosotras estamos encantadas de contar con vosotros.

GRACIAS.

Sheila Minguito.

Si te ha gustado, por favor, comparte!
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail to someone