SIN LIMPIEZA NO HAY BELLEZA: TU MANTRA DIARIO

Si ya has leído o escuchado esta expresión hoy quiero explicarte por qué tiene que convertirse en tu mantra diario. Y cómo elegir el mejor sistema de limpieza para tu piel porque si en Medicina existe la máxima “Primun non nocere” ( “lo primero es no dañar”), por extensión debería aplicarse al cuidado personal. Yo al menos así lo hago y pienso que los cosméticos también deberían cumplirla, ya que cualquier cosa que desequilibre el cuerpo o la mente de alguna manera produce un envejecimiento prematuro u otra forma de daño en la piel. Por eso deben estar exentos de productos químicos como ocurre en la cosmética natural auténtica, en la ecológica y en mi Método de Belleza Armónica, pero aún así me gusta aportar puntualizaciones porque hoy en día con el boom de lo verde abunda la falta de profesionalidad o el interés económico que se traduce en consejos erróneos a veces con resultados nefastos para la piel: por ejemplo, el uso de JABONES FACIALES. 

QUÉ NO HACER

Día sí y día no tenemos que explicar en nuestra tienda a muchas mujeres que nos preguntan por jabón facial para limpiar o desmaquillarse la razón principal de por qué lo DESACONSEJAMOS ENCARECIDAMENTE. Es bien sencilla: el jabón es una sustancia alcalina y la piel es ácida. Cuando nos enjabonamos arrastramos el manto ácido de nuestra piel y sí, la limpiamos, pero también la deshidratamos y desprotegemos. ¿Seguro?, pero si el jabón es natural, ¿no?, me preguntan extrañadas.

Efectivamente, el jabón es un producto completamente natural, producido por un proceso bien conocido desde hace milenios, seguro, sostenible y totalmente inocuo para la salud, y hoy en día un boom comercial gracias a la vuelta a lo natural. Pero no necesariamente idóneo para el cutis.

Aunque muchas se llevarán las manos a la cabeza, si me permites me gustaría explicarte el porqué de esta aseveración y para ello necesitamos explorar un poco la composición y funcionamiento de nuestra piel que es la que recibirá nuestras acciones: así encontraremos que produce en su superficie una sustancia llamada manto ácido, compuesta por una emulsión natural de agua y lípidos en diferentes concentraciones, de ph ácido, que la mantiene húmeda, lubricada y protegida, manteniendo la inmunidad cutánea, por eso también se conoce como barrera hidrolipídica, impidiendo la proliferación de microorganismos patógenos.

Sin extenderme demasiado, quiero decir que este manto ácido es uno de los responsables del tipo de piel, ya que las variaciones en su composición generan una mayor o menor presencia de lípidos y de agua, por lo que habrá más o menos grasa o agua en la piel, lo que condiciona no solo el tipo de piel si no el estado de la misma, así como el tipo de productos faciales que le vendrán bien.

LIMPIAR SIN AGREDIR

La función del jabón y de cualquier otra sustancia tensioactiva de función detergente, sea de origen natural o de síntesis, es facilitar el arrastre de la suciedad de la superficie de la piel gracias a sus particularidades físico-químicas (por las que el AGUA arrastra la suciedad, sin ella ningún jabón o detergente nada puede limpiar, por mucho que nos hayan dicho que lo que lava es el jabón y no el agua, ponte jabón en las manos y no lo aclares, a ver qué pasa…: el agua es el gran disolvente universal). La función de éstos es facilitar su acción de arrastre, por lo que sí, los jabones son útiles y necesarios, en particular si la suciedad es de naturaleza grasa. Pero debido a su pH alcalino, (y parece ser que cuanto más alcalino mejor limpian) barren demasiado intensamente el manto ácido, hasta el punto que nos dejan sin él y nuestra piel tarda unos 20min. en volver a producirlo, si tiene con qué, es decir, si dispone de suficientes lípidos y agua, por lo que si no es así puede tardar aún mucho más tiempo… durante el cuál está reseca, tirante y desprotegida, da igual qué parte de cuerpo hemos lavado, pero aún peor en la cara cuya piel tiene unas características diferentes a la del resto del cuerpo. ¡Por eso tantas personas necesitan ponerse crema inmediatamente después de limpiarse o lavarse con jabón! Es una reacción natural.

Esto también ocurre diariamente en cada ducha: enjabonarse con pastilla o con gel, usar esponjas para frotar con brío toda la piel produciendo bien de espuma con agua bien caliente llena de cloro y otros tóxicos… es AGREDIR NUESTRA PIEL. ¡Realmente nos pasamos de limpios! En un próximo post ampliaré este tema en cuerpo y cabello, pero para no extenderme ahora sigo explicando la limpieza facial.

Bien, por lo dicho puedes entender que enjabonarse la cara o usar una sustancia detergente va a agredir tu manto ácido y desprotegerla. Pero una limpieza bi-cotidiana es imperativa si queremos conservar la piel fresca y luminosa: la eliminación de impurezas es básica para que después las cremas y otros productos tratantes entren fácilmente en las diferentes capas de la piel.

PERO, SI NO ME MAQUILLO…

Sí, esto lo piensan muchas mujeres: al no maquillarse no se necesita limpiar… bien, pues esto que es un error porque las impurezas se acumulan en nuestra piel sí o sí procediendo de:

  • Secreciones cutáneas: sebum, sudor y toxinas que el cuerpo saca por la piel.
  • Residuos cosméticos: si no usas todos tus cosméticos eco, tu piel acumula sustancias químicas de todo tipo, desde siliconas hasta conservantes que contienen estos productos.
  • Residuos ambientales: polvo, sobre todo, pero también los hidrocarburos de los coches y todo tipo de sustancias y radiaciones que forman lo que llamamos CONTAMINACIÓN: si vives en una gran ciudad la contaminación ambiental se ha vuelto un peligro para nuestra piel directamente, no solo para nuestros pulmones. No olvides que las radiaciones electromagnéticas (naturales y artificiales) se están considerando actualmente como una polución que agrede tremendamente nuestra nuestra piel. A éstos añade los residuos que dejas en tu cara si te toqueteas con la manos sin lavar, usas gafas o tu pelo cae sobre ella.

Todo esto junto se mezcla con las células muertas que nuestra piel suelta y producen una capa más o menos gruesa de residuo que bloquea cualquier penetración de las sustancias cosméticas con las que queremos cuidar nuestra piel. El resultado: una piel sin limpiar puede llegar a impedir la absorción de un 70% de las sustancias activas de nuestras cremas y serums.

Pero como ya expliqué, debemos limpiarla sin agredirla, nada de eliminar su manto ácido, debemos imperativamente mantenerlo en óptimas condiciones porque es fundamental para su salud. Y esto lo logramos con LAS LOCIONES AFRUTADAS de la SPA mejor que con cualquier otro producto del mercado.

UNA LIMPIEZA CORRECTA

Vale, me dicen otras clientas, yo no uso jabón, pero soy fan de la leche limpiadora y el tónico, con estos bien, ¿verdad? Bien en principio, por que este tandem es un buen aliado para desmaquillarse, y no tiene el efecto deshidratante del jabón, pero justamente tiene el opuesto: es una sustancia cremosa, que deja un residuo graso sobre la epidermis y que debe ser eliminado con el tónico. Pero una película grasa no se elimina así como así: o le pones agua caliente, o le pones alcohol, o un detergente o jabón, y cualquiera de estas opciones no es viable si queremos mantener el manto ácido. Y como los tónicos no tienen ninguna de estas 2 sustancias, (pues son aguas florarles o compuestos de síntesis), o no deberían tenerlas, no pueden aclarar adecuadamente la leche saturada de impurezas. Es decir, no podemos atribuir a los tónicos acciones no justificadas, incluso erróneas: si queremos neutralizar un cuerpo graso necesitamos utilizar una LOCION AFRUTADA: te ofrezco la fórmula más activa, eficaz, respetuosa y recomendable que existe en la limpieza de la piel.

TRIPLE ACCIÓN

Las LOCIONES AFRUTADAS son un producto exclusivo de nuestro proveedor Societe Provençale d’Aromatherapie. Son una simbiosis perfecta entre los aceites esenciales, los vinagres de frutas y el ácido láctico natural o lactovinagre. Son fórmulas exclusivas preparadas con sustancias totalmente naturales y su riqueza particular en elementos activos permite a la vez:

  1. Limpiar o Desmaquillar
  2. Tonificar
  3. Tratar en profundidad la epidermis

Su composición respeta, reconstruye y reequilibra el Ph y el film hidrolipídico cutáneo, los protectores naturales de la epidermis, la mantiene hidratada y limpia sin agredir.

Estas lociones pueden usarse tanto

  • para arrastrar la leche desmaquillante
  • en sustitución de un tónico neutro después de retirar la leche con agua
  • o bien para limpiar profundamente en caso de no usar maquillaje

Pero su originalidad además te proporciona una limpieza extra al DESINCRUSTAR los residuos completamente, favoreciendo la eliminación cotidiana de la capa más superficial de células muertas gracias a la presencia de los ÁCIDOS FRUTALES 100% NATURALES DE SU COMPOSICIÓN, que puedes ver aquí:

COMPOSICIÓN 100% NATURAL: agua, vinagre de frutas, extracto de miel, suero láctico, aceites esenciales (que varían en cada tipo de Loción, en este ejemplo son 15) y glicerina vegetal: NADA MÁS.

CÓMO SE USAN LAS LOCIONES AFRUTADAS

Como son un producto concentrado, se usan por gotas: tomamos un disco de algodón puro, mejor aún si es ECO, y lo humedecemos con agua tibia, lo escurrimos perfectamente y entonces servimos sobre él 4-6 gotas de la loción y lo pasamos directamente por todo el rostro y cuello, con movimientos suaves circulares, evitando el contorno de los ojos. En caso de observar que aún quedan residuos, repetiremos la acción una o dos veces más hasta que el algodón ya no arrastre más impurezas y lo veamos salir limpio. Esto es NECESARIO tanto si nos maquillamos como si no, pues la piel del rostro al estar todo el día al aire se llena de contaminación que debe ser obligatoriamente retirada. Mis clientas se quedan asombradas cuando ven salir el algodón “negro” cada día. Las lociones se usan 2 veces al día, pues como habrás visto además de limpiar tratan nuestro cutis, que se siente fresco, ligero, húmedo y perfectamente preparado para aplicar nuestra crema facial.

Plus Tratamiento:

Si se desea incrementar la acción del cuidado facial aconsejo que una vez aplicada la loción afrutada apropiada para nuestra piel usemos un HIDROLATO (agua floral o herbal): pasaremos un nuevo algodón empapado en el hidrolato de tratamiento recomendado o bien agua pura, filtrada o termal, con ligeros toques, para que vaya penetrando en la piel y ya podemos usar inmediatamente la crema apropiada para nuestro cutis. Pero como indico, esto es un plus, muy indicado para cuando se desea o necesita un tratamiento más activo, pero no necesario pues el uso de la Loción Afrutada sola es suficiente.

Precauciones:

Estas lociones son cosméticos aromaterapéuticos, cargadas de aceites esenciales que imperativamente NO deben usarse al mismo tiempo que los cosméticos convencionales a riesgo de generar reacciones cutáneas no deseadas que no serían causadas por la loción si no por la presencia en la piel de sustancias químicas. Por tanto, las aconsejo solamente a las clientas que usan cosmética natural certificada o bien siguen mi Método de Belleza Armónica.

Igualmente, en caso de querer usar una mascarilla debemos imperativamente retirar todo rastro de loción afrutada del cutis, ya que por su elevado contenido en aceites esenciales estas lociones no pueden aprisionarse bajo una mascarilla que hará efecto oclusivo, pues podrían provocar reacciones cutáneas no deseadas.

TU TIPO DE LOCIÓN

Este producto es un Cosmético Aromaterapéutico.

Disponemos de 6 tipos distintos de lociones afrutadas, pues son lociones de tratamiento de AROMATERAPIA:

  • LOCIÓN AFRUTADA PURIFICANTE

Además de su acción limpiadora y tonificante, esta loción trata todas las infecciones acnéicas.

  • LOCIÓN AFRUTADA DECOLORANTE

Además de su acción limpiadora y tonificante, esta loción atenúa y anula las manchas pigmentarias provocadas por el envejecimiento, los contraceptivos, el embarazo, los productos químicos, los perfumes, etc.

  • LOCIÓN AFRUTADA ROJECES, CUPEROSIS

Además de su acción limpiadora y tonificante, esta loción estimula la circulación cutánea y refuerza y flexibiliza los capilares sanguíneos.

  • LOCIÓN AFRUTADA ASTRINGENTE

Además de su acción limpiadora y tonificante, esta loción desincrusta y disuelve los puntos negros cerrando los poros y normalizando las secreciones de la dermis.

  • LOCIÓN AFRUTADA HIDRATANTE

Además de su acción limpiadora y tonificante, esta loción mantiene y reconstituye la tasa de hidratación óptima de la piel.

  • LOCIÓN AFRUTADA ANTIARRUGAS

Además de su acción limpiadora y tonificante, esta loción restaura y regenera los tejidos, estimulando el metabolismo cutáneo y rejuveneciendo la piel.

¿LIMPIAR O DESMAQUILLAR?

Residuos de un cutis desmaquillado de noche, la Loción Afrutada se pasó antes de un tratamiento a la mañana siguiente, evidenciando la mala limpieza del producto usado.

 

Espero que en mi explicación haya aclarado que limpiar la piel es diferente de desmaquillarla: 

“Si no te maquillas es limpiar, si te maquillas es desmaquillar y después limpiar.”

Si no sueles usar base de maquillaje puedes usar directamente la LOCIÓN AFRUTADA para tu tipo de piel como ya expliqué, que limpiará tu cutis perfectamente antes de aplicarte tu aceite, serum y/o crema facial, desincrustando los residuos y arrastrando sin agredir las células muertas descamantes, lo que deja tu cutis perfectamente preparado para recibir el resto de cuidados. Pero si eres usuaria de crema con color, base fluida, base compacta, polvos de sol, o protector con color aconsejo desmaquillarse antes para ser ahorrativa con la loción, pues como pudiste observar se usa por gotas ya que es muy concentrada, y como para arrastrar un maquillaje necesitarías usar una cantidad mayor de gotas que no van a permanecer en la piel malgastarías así la excelente formulación de este producto, pues su finalidad es aplicarlo sobre el cutis y no sobre el maquillaje.

Así que aconsejo usar un producto desmaquillante antes de la loción afrutada: entre los más vendidos en la tienda tenemos las leches limpiadoras, las aguas micelares y los bifásicos, 3 tipos de productos a elegir según tus propios gustos y necesidades. Cada producto tiene un modo de uso, pero siempre recomiendo que se aplique masajeando suavemente en círculos para llevar un máximo de impurezas y restos de maquillaje. Después de masajear dulcemente todo el rostro, ojos, labios y cuello se debe aclarar con agua tibia o con un agua floral ayudadas de algodones ecológicos o bien de una esponja suave de celulosa natural, de algodón ecológico de o konjac puro. Este ritual cotidiano nos permite tomar contacto con nuestra propia piel, dando paso a un tiempo imprescindible para estar con nosotras mismas, mimándonos y cuidándonos con amor.

Disponemos de unas deliciosas leches desmaquillantes, bifásicos y aguas micelares totalmente naturales, solo tienes que ir probando hasta encontrar la que más te guste. Pero como ya expliqué desaconsejo usar jabón para limpiar o desmaquillar la piel, incluso aunque éste sea ácido (logrado añadiendo ácidos al jabón), que es un producto muy común en la cosmética convencional pero que en la natural certificada no conozco.  

Sin embargo, aunque las aguas micelares o los bifásicos suelen tener en su composición un detergente líquido o un tensioactivo que también puede deshidratar y desproteger la piel, su formulación difiere totalmente del jabón y en general son mucho menos agresivas que éste para la piel, incluso las hay muy tolerables para pieles sensibles y las que recomendamos con sello ecológico son una presentación muy original y cómoda para desmaquillarse. Pero recuerda que para limpiarla si usas una loción afrutada no son en absoluto necesarias.

EL ACEITE PARA DESMAQUILLAR

Algunas mujeres declaran que desde que usan aceite para desmaquillarse les va estupendo. Sí, de nuevo la idea de que si es natural te va bien seguro… pero… esto no es necesariamente correcto, por mucho que lo usen las japonesas en sus rituales de belleza (en el Layering, por ejemplo). El aceite solo podrá arrastrar ciertos residuos, porque es imposible retirarlo por completo sin otro producto posterior, funcionando (como ya conté) como el cuerpo graso de una leche desmaquillante que debe ser eliminado por completo de la superficie cutánea si deseamos que quede limpia y que después pueda penetrar algún producto. Si te desmaquillas (por que el maquillaje sí que se arrastra con un algodón impregnado de aceite) debes aplicar una Loción Afrutada después para retirar el aceite residual. Porque limpiarse la piel con aceite es igual que fregar los platos con aceite… imposible.

RESUMIENDO: COMODIDAD Y SENCILLEZ

Así que si no te maquillas, con LAS LOCIONES AFRUTADAS en un solo paso tienes 3 acciones, por lo que con  la locion + tu crema de cuidado diario ya tienes tu CUIDADO FACIAL COMPLETO: cómodo, sencillo y económico en tiempo y precio. 

Y si te maquillas, una vez retirado el maquillaje con el producto que más te guste ya puedes pasar la LOCION AFRUTADA de tu tipo y ¡ya está!, no tienes que usar tónico.

Cuando uses por primera vez nuestras lociones te sorprenderá la respuesta de tu cutis: limpio inmaculado, hidratado, fresco, jugoso, y totalmente sano y fuerte frente a la contaminación. Día a día irán restaurando tu manto ácido y la piel responderá con un estado de confort y salud que la mantendrá sana y bella.

¡No te las pierdas!

 

Sheila Minguito García.

Si te ha gustado, por favor, comparte!
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail to someone