Seleccionar página

A pesar de que hoy en día la lactancia materna ha vuelto a ser prestigiada y reconocida como la mejor vía para criar a un bebé, la mayoría de las mamás primerizas desconocen los beneficios que puede ofrecerles a ellas y a sus bebés tanto como las dificultades, dudas y problemas que impiden dar el pecho de manera adecuada.

Los siguientes consejos están dirigidos a todas las madres que han decidido dar el pecho a sus hijos recién nacidos, os propongo remedios naturales y actitudes encaminadas a prevenir y solucionar los problemas cuando surjan.

PREPARACIÓN DE LAS MAMAS

En los últimos 2 meses del embarazo preparar las mamas y los pezones para la lactancia no solo es una gran prevención para problemas si no que facilitará enormemente la propia lactancia.

Todos los días, 1 o 2 veces se prepararán los pezones y las aureolas con un poco de aceite de almendras virgen y bio con las siguientes manipulaciones manuales:

a.- se estira con las puntas de los índices la aureola desde el pezón hacia fuera primero en sentido horizontal y después vertical, como haciendo una cruz, lo que permitirá al pezón a salir hacia fuera sin que la aureola se contraiga (recordar que nuestro pezón suele salir hacia fuera naturalmente cuando la aureola se contrae, pero en la lactancia debe estar fuera sin que la aureola se contraiga, por tanto hay que ayudar a que salga).

b.- una vez que el pezón vaya saliendo hacia fuera se trabajará cogiéndolo entre pulgar e índice y frotándolo deslizándolo entre ellos (la idea es como rodarlo entre los dedos), lo que lo fortalecerá para ser después chupado por el bebé.

El aceite de almendras aplicado día a día nutrirá e hidratará estos tejidos impidiendo su agrietamiento durante la lactancia.

Por otro lado la aplicación de productos destinados a mantener bien las mamas, evitar las estrías y el descolgamiento deben ser absolutamente naturales para no dañar los delicados tejidos y funciones de las glándulas mamarias, como todos los que te proponemos desde Agua de Flores con la exclusiva Línea Maternal de la Societe Provençal de Aromatherapie, pero deben ser aconsejados individualmente.

Siempre recomiendo tener en cuenta que las mamas deben ser cuidadas diariamente antes del parto, ya que la prevención es la única manera de evitar después el daño de la expansión de la piel en la subida de la leche y porque durante la lactancia ya es verdaderamente más difícil poner aceites o cremas en el pecho debido tanto a la falta de tiempo para ello como la necesidad de evitar aromas ajenos a la piel para que el/la bebé no rechace el pecho al olerlos…

  • Fácil: el cuidado de la mama y del pezón en el último o dos últimos meses se hacen al mismo tiempo, primero trabajar el pezón tal como he explicado y después aplicar la crema o aceite anti estrías en el resto del pecho.

GRIETAS EN LOS PEZONES

Estas dolorosas lesiones pueden aparecer en cualquier momento durante la lactancia, generalmente en mujeres que no han cuidado y preparado sus senos para la laboriosa misión de dar de mamar, pero también en aquellas que están débiles y con insuficiencia circulatoria ya que no llega a estos tejidos suficiente sangre para nutrirlos e hidratarlos, lo que favorece su resecamiento y al final se rompe la piel. Puede ser habitual ver que mujeres que no han tenido grietas en la primera crianza los tienen en la segunda: está relacionado con el estado general de salud de la mamá, a quién hay que atender y sostener durante la crianza.

Como prevención hay seguir las normas anteriores. La actual directora de nuestro laboratorio Societe Provençale de Aromatherapie, la sra. Magonet, nos ha enseñado que la principal razón del agrietamiento de los pezones es que la piel de éstos es fina y débil por lo que la constante succión del bebé la termina rompiendo, por ello la prevención principal es endurecerlos con las manipulaciones anteriores, algo que ella ha constatado durante una larga vida profesional como matrona.

Como curación cuando aparecen puedes usar alguno de los siguientes remedios:

  1. se aplicarán cataplasmas de arcilla fría preparada con agua de cocción de cola de caballo y caléndula. Se dejarán directamente en la piel durante unos 30 min. tapadas con gasa de algodón. Se retiran con agua fresca, lavando bien para que no queden restos y se aplicará después una mezcla de aceites esenciales de nuestro laboratorio: S.C. Grietas o bien aceite de Rosa Mosqueta virgen y bio, para regenerar los tejidos. Este tto. cierra y regenera rápidamente cualquier lesión abierta, evitando las infecciones, calmando la inflamación y el dolor inmediatamente.
  2. Compresas de hidrolato de Milenrama, empapar una gasa en esta agua herbal y dejarlo sobre el pezón entre dos tomas.
  3. Oligoelementos: Labcatal Mn-Cu: 2-3 aplicaciones tópicas al día en un apósito estéril. Mantener cada aplicación durante 1 hora.
  4. Compresas de miel: aplicar una capa de miel sobre la grieta y cubrirla con una gasa, dejarla actuar entre tomas y aclarar antes de cada toma. También se puede mezclar la miel y la arcilla.

Hay varios remedios homeopáticos indicados es este problema pero deben ser aconsejados por un/a terapeuta para que  te recomiende el que tú necesitas. Por ejemplo Sepia como remedio principal, Phytolacca si duelen mucho cuando el niño succiona, Graphites si hay ampollas, Causticum si duelen pero hay pocas grietas, Sulphur si están agrietados y erosionados a simple vista.

POCA LECHE

La leche se produce por el aporte sanguíneo en el interior de nuestras glándulas mamarias. Para tener leche debemos tener buena sangre, por eso la alimentación y el reposo son imprescindibles. Pero también puede ser que el bebé sea débil, tenga poca energía y no succione con suficiente fuerza, pues la succión estimula la producción de leche. La falta de alimento lleva a dar rápidamente el biberón, pero éste es más fácil de tomar y el bebé se vuelve más perezoso para chupar con fuerza del pecho, disminuyendo así aún más la producción de leche. Si esto ocurre utilizar un sacaleches permite estimular la producción de leche y aprovechar a la vez la misma para que el bebé la tome.

Si ya desde la primera subida hay poca leche hay que alimentarse especialmente para intentar incrementarla. Si la leche fue disminuyendo paulatinamente también deberemos recurrir a la alimentación. Esto también es válido si la leche es poco densa y acuosa, insuficiente para alimentar al bebé.

Alimentos que incrementan la leche:

  • Leche de almendras y de chufas. A pesar de que podemos encontrar distintas leches vegetales para que estas bebidas ofrezcan una acción directa en la producción de leche materna lo mejor es preparar estas horchatas en casa, con una cantidad alta de almendras crudas y peladas y de chufas limpias. Para un vaso de leche usaremos una cucharada sopera bien llena de harina de almendras o de chufas  (que moleremos en un molinillo eléctrico y guardaremos pocos días en tarro de cristal en la nevera) o bien de pasta de almendras natural (se encuentra en tiendas de alimentación natural). Dejaremos remojando unos cuantos min. y lo colaremos por una manga de tela después de batirlo bien con minipimer o batidora, apretando bien la pulpa para que salga toda la sustancia. Se puede preparar la cantidad a tomar en el día y mantenerla en la nevera. De estas leches tomar 3-5 vasos diarios, según necesidad. Son muchas las madres que han reconocido que tras tomar pocos días varios vasos de estas leches su propia leche manaba más abundante.

Las leches, se llaman también horchatas, son muy fáciles de preparar si se dispone de un robot potente de cocina que muela las almendras o las chufas directamente con el agua, así solo hay que colarlas.

  • Germinados de alfalfa. Añadir un poco de germinados crudos a las comidas, mejor en ensalada, a diario.
  • Verduras como escarola en invierno, lechuga en verano, hortalizas de color verde, rojo y amarillo. Frutas a pasto, siempre de temporada.
  • Levadura de cerveza, una cucharita disuelta en zumo, 1 vez x día.
  • Semillas de Sésamo, una cucharita al día espolvoreadas sobre las comidas o en un yogur.
  • Frutos secos y oleaginosos –éstos sin freír ni tostar, solo crudos -, un puñado al día.

Plantas que incrementan la leche

  • Tomar una tisana de la mezcla de las siguientes plantas.- melisa, hinojo, anís verde, grano de alholva, verbena común y galega. Mezclar a partes iguales las plantas que se puedan conseguir –a veces no se encuentra la galega – y revolver perfectamente guardando la mezcla en un recipiente hermético. Se hace una tisana con una cucharita de esta mezcla por taza de agua. Se pone el agua fría con las hierbas al fuego y se lleva a ebullición, dejándolo hervir unos 3 min. tapado, después se retira y se deja reposando hasta que esté tibia, se cuela y se toma endulzándola con un poco de buena miel. Si queremos prepararla para todo el día, es mejor guardarla en un termo para que no se evaporen las sustancias volátiles y pierda eficacia.

Homeopatía para incrementar la leche

Como remedio general tomar Calcárea carbónica 9CH, 3 gránulos 2 veces x día. Dejar diluir los gránulos en la boca, alejados de las comidas. Otros remedios adecuados para cada caso deben ser orientados por la/él terapeuta.

Bebidas para incrementar la leche

Es especialmente importante comprender que la madre lactante debe beber mucha agua, para crear leche debe tener líquidos suficientes. Así que al menos debe beber una botella de 1 y medio l. de agua al día, además de las infusiones, horchatas y zumos de frutas. Si orina mucho tampoco es malo, ayudará a su organismo a limpiarse mejor y a recuperarse bien.

Reposo y recuperación de la energía vital

Es muy importante comprender que la gran mayoría de las veces, la insuficiente producción de leche se debe a una falta importante de energía vital, agotada tras el parto, con una recuperación insuficiente. La madre se siente mal por no poder atender todas las demandas de atención, su hijo recién nacido, quizás otros hijos mayores, la pareja, la casa y posiblemente después de poco tiempo, el trabajo fuera de casa. La culpabilidad aflora, la irritabilidad contra el bebé parece ‘antinatural’… deberías amarle todo el tiempo. Pero esto no ocurre y entre la preocupación, la impaciencia por resorberlo y la irritación, la leche desaparece. Sin embargo todo es normal, no es culpa tuya y tiene fácil solución. Es muy, muy, importante recuperar la fuerza y la energía vital. El post parto puede ser muy agotador. La mayoría de las depresiones tiene dos factores, el físico, y no solo las hormonas, y el psicológico, el cambio que ocurre y al que hay que adaptarse. El factor clave es el descanso y una adecuada nutrición para recuperar fuerzas, así como la solicitud de ayuda extra para aquello que no puedas realizar, una madre sustentada está mejor y su bebé también.

EXCESO DE LECHE

Este problema es menos frecuente pero a veces es tan intensa la producción que provoca agotamiento en la madre. Puede funcionar la homeopatía: China 7CH, 3 gránulos 2veces x día.

Estos consejos son generales, para cualquier necesidad particular estamos a tu disposición, intentando acompañar lo mejor posible estos momentos tan importante de tu vida como madre.

×

¡Hola!

Nuestro horario de atención al cliente es de Lunes a Viernes: 10.30 a 13.30 y 16.30 a 20.00h. Te responderemos lo antes posible dentro de este horario. Recuerda que también puedes escribirnos a: eco@aguadeflores.es

× ¡Hola! ¿Te ayudamos?