La aplicación del agua con fines higiénicos y curativos es tan vieja como el mundo aunque la historia nos cuenta cómo ha habido épocas en las que el agua no tenía la fama curativa que tiene hoy siendo considerada elemento del pecado y la enfermedad… Pero actualmente no tenemos duda de su maravillosa utilidad en nuestra salud y desde el siglo pasado tanto la medicina convencional (que la emplea en la balneoterapia) como la medicina natural (que aplica, entre otras, las técnicas desarrolladas por los pioneros naturistas del s. XIX Kuhne y Kneipp que las pusieron de moda por su eficacia y sencillez), utilizan el agua como medio de curación.

En este post te voy a describir cómo realizar 2 de las aplicaciones más sencillas y útiles que suelo aconsejar en mi práctica cotidiana. Además también tienes una descripción de los baños en este post por si quieres completar un poco el tema.

Para cualquier aplicación de hidroterapia el estómago debe estar vacío, de modo que debes elegir cuándo aplicarlas:

  • Antes de comer o cenar: realizas el baño o te pones la compresa y esperas unos 10min. antes de ingerir comida.
  • O bien 2h después de terminar de comer o cenar.

Generalmente se recomienda durante la realización de la técnica, o bien durante el descanso de después, que aproveches ese tiempo para descansar, realizar ejercicios respiratorios o un poco de silencio mental, también puedes tumbarte o recostarte, o escuchar música relajante, pero evita la tele o las redes sociales…

El Baño Derivativo

Este baño local es una técnica de hidroterapia muy reconocida desde hace siglos, tiene numerosos beneficios y es muy sencillo de hacer: es aplicar agua fría en los genitales. Se realiza durante 10min (si pesas menos de 70kgs) o 15min. (si pesas más de 70kg). Este baño se hace muy cómodo si tienes bidé en tu aseo, si no necesitas una palangana o cubo de plástico. La aplicación de agua fría en la zona genital se realiza sin inmersión en la misma, el cuerpo está sobre el bidé o la palangana, no debes sentarte dentro del agua. En ambos casos llena el recipiente con suficiente agua fría para que cómodamente mojes el paño en ella y seguidamente lo pases sobre los genitales desde arriba hacia abajo (de pubis a ano) y debes incluir las ingles, siempre en un movimiento de arriba a abajo. Los hombres que deseen realizarlo también pueden llevarlo a cabo de pie en el lavabo, en ese caso el paño mojado con el agua fría debe deslizarse desde el pubis hacia abajo a lo largo del pene que puede o no sostener con la otra mano, no es necesario retirar el prepucio si lo hubiera, solo mojar el pene y que el agua caiga hacia abajo mojando a su paso los testículos, sin olvidar mojar las ingles en algunas de las pasadas.

Debes mojar con el agua esta zona del cuerpo pero no presionar excesivamente la piel para no irritarla, el paño es para poder aplicar el agua. Una vez pases el paño vuelves a mojarlo en el agua y lo vuelves a pasar de nuevo: mojar y pasar por los genitales mojandolos bien -> mojar el paño -> pasar y mojar… así en un circuito cerrado que durará 10-15min. según tu peso como te indico arriba. El paño realiza una función táctil y se recomienda utilizarlo pero en determinadas circunstancias se puede dejar y usar un cacito para echar el agua, por ejemplo si tienes mucho frío en la mano. Si el agua se va calentando a medida que metes el paño en ella puedes añadir más agua fría para mantener la frescura de la temperatura. El agua debe estar fría pero no helada, no debe molestar la sensación de frío excesivo. Puede comenzarse usando agua fresca o simplemente tibia hasta que te acostumbres y vas poco a poco disminuyendo la temperatura a medida que avanzas en los días (por ejemplo se hace así en el tratamiento de la hipertensión). Igualmente en verano es más agradable usarla bien fría y en invierno un poco más fresca – tibia.

Como alternativa si no tienes bidé, o donde estás no lo hay (por ejemplo cuando estás de viaje) resulta útil hacerlo sentado en el inodoro y echar el agua fría con la ducha, usando la alcachofa con una salida de chorro suave para no irritar la zona con la presión: el agua cae en el inodoro. Procura no mojar más que la zona concernida, pero incluyendo las ingles.

Al terminar el tiempo de duración aconsejado, solo tienes que secarte bien, vestirte para no sentir nada de frío y reposar un rato, tapándote si tuvieses frío, por lo que suele ser aconsejable iniciarse en los baños derivativos aplicándolos por la noche, para tener tiempo tras el baño de reposar sin prisa en la cama. También hay otra opción que es hacer un poco de ejercicio aeróbico adecuado a tu estado físico para entrar en calor, en reacción como decimos los naturópatas. El baño derivativo sienta de vicio al levantarse de la cama… te pone en marcha sin excitación, pero también al terminar el día pues relaja el sistema nervioso y elimina el estrés.

Cualquier baño frío requiere estas condiciones:

  • Cuerpo caliente e incluso vestido, dejando desvestida solo la zona concernida. Pies calientes, con calcetines y zapatillas si el tiempo es fresco.
  • El aseo o habitación donde se realice debe estar caldeada, sin corrientes ni frío alguno.
  • Después de los baños fríos hay que reposar un poco hasta que el cuerpo vuelva a tomar la temperatura normal. Sin embargo después de llevar semanas o meses haciéndolos el cuerpo ya conoce la reacción y quizás puedas seguir tu rutina cotidiana tras darte el baño sin más problemas. Pero al iniciarte con ellos es necesario reposar un poco después. El cuerpo responderá de manera diferente a lo que conoces y es oportuno escucharlo y atenderlo.
  • Si se siente frío en cualquier zona del cuerpo, o malestar por frío se interrumpe el baño de inmediato, se seca y se activa la circulación sanguínea realizando algunos ejercicios físicos aeróbicos para entrar en calor rápidamente. Los pies hay que asegurarlos siempre: todo el beneficio del baño se va al traste (e incluso puede ser contraproducente) si los tienes fríos o se enfrían durante el baño.
  • Los baños fríos son inocuos pero en personas enfermas o polimedicadas es mejor que los supervise su médico. En mujeres menstruantes deben realizarse durante 3 semanas y descansarlos en la semana de la menstruación.
  • Pueden realizarse en todas las estaciones pero para personas muy frioleras quizás sea mejor hacerlo durante la estación cálida.

Algunas indicaciones de los Baños Derivativos:

La aplicación de agua fría en la zona genital tiene una repercusión general en todo el organismo, derivando las toxinas internas hacia los órganos emuntorios (los que se encargan de sacarlas al exterior) lo que permite depurar el organismo en profundidad sin más intervención que el movimiento de energía y de sangre que el baño produce. La zona concernida es igualmente la localización anatómica del primer chackra, de modo que se notará efectos energéticos de revitalización y fuerza vital (este baño también es conocido como Baño Vital) que pueden observarse en algo tan curioso como que el pelo canoso desaparece… con baños diarios durante meses según la cantidad de canas que tengas, claro… pero es algo demostrable.

Puedes encontrar más información en el libro “Los Baños Derivativos” de France Guillain: esta autora es una apasionada divulgadora de esta técnica y describe muy bien todas las indicaciones para niños y adultos, y en su web:  https://www.bainsderivatifs.fr

La Compresa Derivativa:

Esta técnica puede realizarse en 2 temperaturas: fría y caliente. Las indicaciones son diferentes pero la manera de hacerla la misma:

  • Disponer de un paño fino de algodón blanco del tamaño del abdomen, (un trozo de sábana o camiseta vieja vale bien), otro paño de algodón de rizo (toalla de lavabo, paño de cocina) del mismo tamaño y una toalla de rizo o una pieza de tela lo suficientemente grande para envolver todo el tronco alrededor, así como 2 ó 3 imperdibles grandes.
  • Mojar el paño de algodón fino en el agua FRÍA o BIEN CALIENTE (pero sin quemarse las manos) y escurrir totalmente retorciendo bien el paño, no debe estar nada más que húmedo. Aplicar lo más rápido posible sobre la piel del abdomen seguido inmediatamente del paño de rizo seco y caliente que cubra la superficie del paño húmedo y cubrir los dos paños totalmente con la toalla grande fajándola alrededor de todo el tronco y sujetarla con los imperdibles. Subir la braga/calzoncillo por fuera de esta compresa y usar pantalón si puede ser para una sujeción extra.
  • En muchas ocasiones el agua caliente se sustituye por una infusión concentrada de una planta medicinal, por ejemplo de tomillo para mejorar digestiones o problemas respiratorios.
  • Esta compresa debe mantenerse puesta al menos 1h, pero si se puede tener más horas mejor. Si la pones 2h después de cenar puedes llevarla toda la noche en la cama.
  • Si la compresa produce sensación de frío durante más de 10min debe RETIRARSE y secar la piel para entrar en reacción rápidamente, y se intenta poner de nuevo al día siguiente.
  • Los pies deben estar siempre bien calientes, abrigados con calcetines y zapatillas o en la cama con una bolsa de agua caliente.
  • Se puede hacer vida normal con la compresa puesta si resulta cómoda, siempre dentro de casa.

Algunas de las Indicaciones de las Compresas Derivativas

  • Fría:

Baja la fiebre de niños y grandes. Descongestiona los órganos digestivos en trastornos crónicos como la hernia de hiato, estreñimiento, colon irritable… y agudos como por ejemplo indigestiones, diarreas del viajero o por intoxicaciones alimentarias… Descongestiona la pelvis menor ayudando en trastornos ginecológicos y circulatorios venosos de las piernas. Etc.. sus indicaciones son muy numerosas… siempre en el terreno de derivación de toxinas hacia el exterior y descongestionante.

  • Caliente:

En casos donde la fría no se aconseje, por ejemplo en enfermos débiles o frioleros. Cuando no es posible realizarla en un entorno cálido o en las estaciones frías para no desestabilizar las temperaturas internas. Cuando la compresa fría no sienta bien o en enfermedades crónicas intestinales. No sirve para bajar la fiebre.

 

A pesar que puedan parecer laboriosas, estas prácticas hidroterapéuticas son muy sencillas y se les pilla el truco a la primera. Los beneficos que nos aportan bien valen aprender a realizarlas: se notan sus efectos positivos desde la primera sesión!.

Si tienes alguna duda a la hora de aplicarlos no dudes en preguntarme, mi experiencia viene desde mi infancia en la que mis padres nos aplicaron baños y compresas derivativas siempre que fue necesario, devolviéndonos el equilibrio perdido rápidamente durante indigestiones, catarros u otras molestias nada graves pero que a quién las padece les parece el fin del mundo, sobre todo cuando eres un niño. Así que como sabíamos el bien que nos hacían protestábamos muy poco cuando nos mandaban hacernos un baño o ponernos una compresa. Te animo a probarlos y ver cómo te sientan.

Sheila Minguito.

 

 

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail to someone