Aquí van 6 ayudas naturales para los sofocos menopáusicos mientras vas navegando por tu propio cambio vital y aprendes a armonizarte con tu calor interno, tal como te conté en el post anterior.

Durante ese proceso no tienes porqué pasarlo mal con los sofocos, así que hoy te traigo 6 remedios que puedes utilizar para minimizarlos y refrescarte si los sofocos son excesivos para ti.

A veces estos remedios ya sirven para eliminar por completo los sofocos, pero si no es así recuerda que con un tratamiento natural adaptado a tu caso puedes lograr que desaparezcan del todo, no solo bajar su intensidad.

Aromaterapia para los sofocos

 

Durante miles de años las plantas medicinales nos han acompañado para mantener la salud, así que sus virtudes son bien conocidas, usadas y aprovechadas.

Si aún no las has adoptado en tu vida descubrirás poderosas aliadas.

En esta ocasión te invito a explorar las virtudes que la Aromaterapia pone a tu alcance para refrescarte el calor y el sudor de los sofocos y armonizar tu cuerpo y tu mente.

 

CON LOS HIDROLATOS

 

Son las aguas que se extraen por destilación de plantas medicinales y cuando son de calidad tienen una poderosa acción curativa.

 

1. Spray refrescante de menta y salvia.

Mezcla a partes iguales Hidrolato de Menta e Hidrolato de Salvia Esclarea y ponlo en un spray con el que puedes pulverizar tu cuerpo, tu cara o tu cabeza todas las veces que quieras tanto de día como de noche.

Si la rabia o la frustración te acompaña intensamente por tener sofocos añade entonces el Hidrolato de Rosa.

hidrolato de menta

2. Cura refrescante

Para aumentar sus efectos refrescantes y armonizadores puedes hacer una cura por vía oral:

Tómate la misma mezcla a razón de una cucharada sopera de la mezcla por vaso de agua tres veces al día.

Haz curas de 40 días si los tomas, pero el spray úsalo de seguido.

⇒ Puedes usar ambas cosas si tus calores son muy intensos.

 

CON LOS ACEITES ESENCIALES 

 

frascos de aceites esenciales

Los aceites esenciales son maravillosos mensajeros del bienestar psico-corporal.

Prueba alguna, o todas, estas propuestas y verás cómo bajan tus sofocos.

 

3. Aceite Corporal Regulador

 

Prepara una fórmula con 20 gotas de la fórmula TT. MEN de la Societe Provençale d’ Aromatherapie por cada 2 cucharadas de aceite de Pepita de Uva y guárdala en un frasco de cristal oscuro.

Aplícala sobre la zona lumbar y en el abdomen y bajo los senos al acostarte cada día.

gota de aceite esencial en mano

Además usa la misma fórmula directamente (sin diluir en aceite vegetal) en la palma de las manos cada noche, siguiendo las indicaciones del producto.

 

Esta fórmula está adaptada para la aplicación corporal y no produce efectos refrescantes por contacto.

Por eso además de que es la fórmula más potente que te puedo ofrecer también es la idónea si te resultan incómodos o excesivos (por que enfrían demasiado*) los aceites esenciales de menta y de hierbabuena que tiene la siguiente receta para los sofocos menopáusicos.

*algunas mujeres experimentan sofocos a la vez que frío corporal intenso, si es tu caso usa solamente esta fórmula y no las siguientes.

 

4. Aceite Corporal Refrescante

 

Ingredientes: 2 gotas de aceite esencial de Menta, 2 de a.e. de Ciprés, 10 de a.e. de Salvia sclarea, 4 de a.e. de Hierbabuena, 6 de a.e. de Geranio y 6 gotas de a.e. de Limón + aceite vegetal de Pepita de Uva o de Jojoba.

Mezcla los aceites esenciales en esa proporción y por ese orden en un frasquito de cristal oscuro y añade 6 cucharadas de aceite de Pepita de Uva o de Jojoba que son los que más rápido se absorben por la piel.

aceite vegetal corporalAplícalo sobre la zona lumbar y en el abdomen las veces que quieras al día, según los sofocos que puedas llegar a tener, pero regula la cantidad de producto o de veces según las sensaciones refrescantes que necesites ya que la menta y la hierbabuena pueden resultar muy potentes para algunas mujeres.

Usa esta fórmula unida a la anterior si tienes mucho calor corporal o la intensidad y frecuencia de tus sofocos es muy alta.

 

5. Fórmula refrescante ambiental.

 

Esta mezcla va genial para combatir los sudores, diurnos y nocturnos:

10 gotas de a.e. de Pomelo, 10 de a.e. de Lima, 2 gotas de a.e. de Menta piperita y 5 gotas de a.e. de Tomillo linalol.

Mezcla en esta proporción y por este orden en un frasco vacío y usa la fórmula para un difusor, para preparar un baño de pies refrescante con 3 a 5 gotas de la mezcla o incluso un spray pulverizador con agua para vaporizar sobre la ropa o las sábanas (en este sentido ten cuidado porque algunas telas se estropean por los aceites).

⇒Ten también cuidado con la menta y el tomillo en la piel o en los ojos: pueden molestar.

⇒ No uses esta fórmula para uso corporal si te vas a poner al sol, contiene aceites esenciales fotosensibilizantes de los cítricos.

 

Importante: No utilices ninguna de estas recetas con Aromaterapia si tienes alteraciones tumorales hormono-dependientes mamarias y/o uterinas.

 

Hidroterapia para sofocos y calores

 

El Agua es un agente regulador de primer orden y es bueno, bonito y barato; siempre que uses la Hidroterapia tendrás beneficios inmediatos y la Medicina Tradicional en todo el mundo utiliza los tratamientos de aguas para curar muchas alteraciones de salud.

Para regular los sofocos menopáusicos te recomiendo que pruebes una temporada este baño, conocido por su potencia y eficacia:

 

6. El Baño Vital 

 

cuerpo femenino

 

También lo llaman Baño Derivativo, si bien durante la menopausia lo utilizaremos para regular las temperaturas internas.

PROCEDIMIENTO

Hay varias maneras de aplicarlo, tienes que probar cuál es la más adecuada para ti.

En esta ocasión para los calores te aconsejo aplicar agua fresca o fría (según gustos) directamente en la zona genital durante un tiempo determinado, que va desde 30 segundos o 1mn los primeros baños hasta 9 mn cuando lleves ya unos días o semanas haciéndolo.

Si tienes bidé es genial porque puedes darte agua fresca con ayuda de una manopla de algodón, con tus manos o directamente con el grifo, sobre todo en las ingles y el hueso púbico.

El agua debe caer y mojar hasta el periné, esto es importante, ya que ahí se sitúa nuestro primer centro energético que será depurado y estimulado por el movimiento circulatorio.

 

grifo de agua fria

Si no tienes este gran invento que está en desuso otra opción es sentarte en el inodoro y con la alcachofa de la ducha dejar caer el agua por el pubis.

 

 

Incluso si quieres economizar agua puedes darte el baño en un caldero o palangana, simplemente sirviéndote con un cacillo o una manopla para dejar caer el agua fría sobre las ingles, el hueso púbico y que moje bien la zona perineal.

La idea es que solo debes mojar la zona intima, el resto del cuerpo debe estar seco y caliente, puede estar incluso con ropa.

Al terminar el baño, seca bien la zona, pon ropa de algodón y para sentir las agradables sensaciones que produce el baño permítete unos minutos de descanso después de dártelo.

HORARIO Y FRECUENCIA

La mejor hora del día para darte este baño debes descubrirla tú, vete probando según tu organización diaria, pero siempre date el baño vital con el estómago vacío.

♥ Al levantarte, antes de la ducha, es una opción fabulosa si además de calores te sientes cansada o desvitalizada.

♥ Al acostarte, al menos 2h después de cenar, ayuda a relajarte y a conciliar el sueño, sobre todo si no pones el agua excesivamente fría, sino más bien fresca.

En cualquier momento del día que te venga bien te ayudará mucho. 

La frecuencia debería ser diaria, pero te aconsejo también que pruebes con la novena:

Es un protocolo de 9 días con un baño diario de duración ascendente:

empiezas por 1mn y aumentas 1mn cada día hasta llegar a 9mn en 9 días.

A partir de ahí puedes parar esa tanda y descansar otros 9 días para retomarlo de nuevo, o bien continuar con el baño de 9mn diariamente el tiempo que desees.

Si tienes excesivo calor interno este baño será una bendición para ti.

Palabra.

PRECAUCIONES

⇒ Si tienes menstruaciones es necesario que no te des este baño durante la regla.

Además no es aconsejable si:

  • Sientes frío interno o tu temperatura corporal es inferior a 36ºC, por ej. esto puede ocurrir en determinadas enfermedades como hipotiroidismo, fibromialgias u otras.
  • Tienes alguna alteración ginecológica (desde miomas a herpes genital, por ej.).
  • Padeces tensión alta.
  • Sufres dolores menstruales.

En estos casos siempre sería necesario valorar tu caso previamente para evitar movilizar excesivamente energías bloqueadas.

 

 

 

Estoy segura de que estas ayudas te serán muy valiosas y te acompañarán mientras poco a poco te armonizas con tu calor interior.

Mientras descubres el valor que tiene para ti y cómo te ayudará a volver a ser completa en ti misma de nuevo…

 

Deseo como siempre que me escribas si te apetece comentar algo, ¿conocías la Aromaterapia para los sofocos?

Cuídate.

Namasté.

Sheila.

×

¡Hola!

Nuestro horario de atención al cliente es de Lunes a Viernes: 10.30 a 13.30 y 16.30 a 20.00h. Te responderemos lo antes posible dentro de este horario. Recuerda que también puedes escribirnos a: eco@aguadeflores.es

× ¡Hola! ¿Te ayudamos?