Si ya sabes lo bien que sienta hacer una depuración orgánica al menos 1 vez al año seguir este Plan Detox Luna Llena va a multiplicar sus efectos de limpieza y bienestar solo por elegir bien cuándo lo vas a hacer.

Y si no lo sabes te invito a que lo compruebes con este plan.

Aprovechar la influencia de la Luna para depurar tu cuerpo&mente tiene mucho sentido.

La razón es que la luna mueve los líquidos planetarios, los vegetales y los humanos.

Por lo que si acoplas tu plan depurativo con las fases lunares aumentas exponencialmente sus beneficios.

Es una manera fantástica de reconectarte con ella y sus fases y poder recuperar los ciclos naturales que favorecen tu bienestar y tu consciencia de pertenecer a esta “Madre Naturaleza”.

Te ayudará a ampliar tu percepción de ti misma y apoyarás con mayor intensidad tu salud integral.

Este Plan Detox Luna Llena te va a resultar de extraordinaria ayuda y muy fácil de hacer. Dura 2 semanas y aquí te explico cómo hacerlo.

Pero antes las razones por las que te lo aconsejo.

Por y para qué hacer este plan 

 

Nuestro cuerpo tiene un sistema natural de limpieza pero dado nuestro estilo de vida lo saturamos constantemente y deja de funcionar como debería hacerlo.

Cuando no limpias tu móvil se pone lento y se traba, ¿a qué si? Pues lo mismo con tu cuerpo.

Por ello comenzamos a padecer distintas alteraciones que si bien las sobrellevamos día a día realmente podemos librarnos de ellas con tal de ayudar a nuestro cuerpo a limpiarse mejor de esas sobrecargas.

           taza de cristal con infusion sobre mesa de madera                     

Con este pequeño/gran programa extra conseguirás acelerar todo tipo de depuraciones que estés llevando a cabo (si es que ya estás haciendo alguna).

O bien lo puedes usar tal cual como medio de limpieza intensivo y potente que puedes realizar con mucha facilidad.

Te ayuda a:

    • Desintoxicar el Hígado y la Vesícula
    • Limpiar todos los tejidos de sustancias tóxicas
    • Desinflamar los órganos digestivos
    • Eliminación de líquidos intensificada, depurando los riñones
    • Limpieza del intestino intensificada
    • Mejor descanso, pérdida de peso y retenciones acumuladas
    • Aumento de la energía vital

Y notarás sus efectos en:

    • problemas de piel y cabellos de todo tipo
    • todo tipo de alergias e intolerancias
    • hinchazón y retención de líquidos y de abdomen
    • alteraciones autoinmunes o bajada de defensas
    • bajada de las toxinas sanguíneas: colesterol, triglicéridos, azúcar…
    • liberación de depósitos tóxicos en articulaciones, quistes y otros tejidos saturados
    • mejora de la circulación linfática
    • aumento del tono vital y el vigor
    • belleza: limpia los ojos (el blanco, ojeras, bolsas, depósitos en los párpados), mejora el tono cutáneo, fortalece el cabello, deshincha los tobillos y piernas.

¿Cómo lo ves, te apetece?

Cómo seguir este plan

 

Vas a ver que resulta fácil de hacer y tiene mucho sentido.

La limpieza comienza 7 días antes de la Luna Llena del mes que elijas para realizarla, y termina 7 días después y elegir el momento es tan importante como seguir los pasos.

Cualquier mes es adecuado pero en primavera y otoño ya sabes que las depuraciones son más adecuadas porque son momentos “bisagra” donde el movimiento de la energía de la naturaleza nos facilita las cosas.

Además es necesario que elijas de antemano la luna llena adecuada para que no te coincida con ningún evento social o con citas que te alteren la marcha del propio plan.

Y para preparar los remedios y herramientas que necesitarás durante el mismo.

Entender el ritmo

Cada fase lunar tiene un influjo en los movimientos de los líquidos que vamos a aprovechar.

Un ciclo comienza tras la Luna Nueva donde la savia (= los líquidos) está parada, acumulada en las raíces de los árboles (o en los depósitos corporales).

En cuanto la luz comienza a incrementarse con la Luna Creciente la savia de los árboles comienza a ascender de la raíz a la copa y también en nuestro cuerpo se mueven del mismo modo, del interior hacia el exterior…

Por eso aprovechamos los 7 días previos de la Luna Llena para empezar a limpiar el cuerpo de modo que los líquidos que están empezando a moverse vayan arrastrando las toxinas acumuladas.

El día de la Luna Llena ocurre la mayor expansión de nuestros líquidos y ese día cumbre estaremos justo en el climax de nuestra depuración, descansando todo lo posible para que el cuerpo haga su labor.

Y en la siguiente fase, en la Luna que empieza a menguar, la savia (= los líquidos) comienza a descender de nuevo, arrastrando todo lo que ha podido desprenderse de los depósitos para salir al exterior más fácilmente.

Por eso esta depuración es fácil y eficaz. Te apoyas en la naturaleza y ella te ayuda.

Como siempre.

 

Cómo la haces

 

Tiene 3 líneas de acción:

1. La alimentación

2. El descanso

3. Las plantas depurativas

Que se entretejen para crear el plan mejor adaptado a ti durante las 2 semanas que dura. ¿Empezamos?

nudo celta de color verde1. La alimentación

 

Es la línea principal de tu trenza depurativa, sobre la que se articulan las otras 2. Por un lado eliminarás ciertos alimentos y por otro incluirás otros. Estos son los puntos que debes cumplir:

a. Durante toda la depuración todos tus platos deben ser cocidos, hervidos o al horno. No se toman alimentos crudos ni fríos*.

b. Debes tomar a diario caldos de verduras o caldos de Miso, y todas las infusiones que quieras siempre CALIENTES (no agua ni zumos fríos)*. La cantidad será como mínimo de 3 tazas al día. 

c. Cada día irás eliminando los siguientes alimentos de todas las comidas, pudiendo comer del resto que no eliminas, siguiendo este orden.

* (Si tienes mucho calor o haces la depuración por el verano entonces sí se pueden tomar a temperatura fresca o fría).

Primer día:

Eliminas totalmente y hasta finalizar la limpieza (los 14 días) el café, el azúcar (y todo lo que lleve azúcar en su composición o preparación) y los tóxicos (alcohol, tabaco, etc.).

Si no puedes dejar el tabaco o el alcohol por completo durante esos días procura bajar la dosis todo lo que puedas.

En cuanto al café ten en cuenta que si lo dejas de golpe es muy posible que durante 3 días seguidos tengas dolor de cabeza o malestar por el síndrome de abstinencia, de modo que según tu nivel de dependencia es mejor que tomes un poco y plantearte ir dejándolo poco a poco con la ayuda de próximas limpiezas.

Y si tienes mucha dependencia del azúcar valora sustituirlo por estevia o por xilitol, que te harán menos daño.

Segundo día:

Eliminas carnes, pescado y huevos, tanto naturales como procesados (latas, palitos, etc…) y no tomas nada hasta que toque reintroducirlo de nuevo.

Tercer día:

Eliminas lácteos (animales) y todo lo que lo contenga.

Cuarto día:

Eliminas frutos secos, legumbres y aceites y todo lo que lo contenga.

Quinto día:

Eliminas cereales y todo lo que los contenga (sí, también leches vegetales).

Sexto día:

En este día solo comes verduras y/o frutas cocidas, lo que te apetezca y te guste, las cantidades que necesites y procurando que siempre sean de temporada, aún mejor si son ecológicas por su calidad, sabor y menor presencia de tóxicos agrícolas.

Séptimo día: Día de Luna Llena

Este día cumbre tiene varias posibilidades según tu estado general, tus gustos y también si te coincide en un día que trabajes o que no…

Puedes elegir entre:

    • Estar a líquidos solamente: caldos de verduras y de miso o bien infusiones de plantas medicinales (más adelante te doy varias recetas).
    • Cremas de hortalizas o compotas (si haces esta limpieza mientras trabajas o no es conveniente para ti estar 1 día en ayuno).
    • Una combinación de ambos pero en cantidades pequeñas, las justas para no sentir hambre.

cuencos con caldos de hortalizas sobre una tabla de madera

Ya está, la limpieza se ha ido realizando progresivamente y ahora para terminarla retomas tu alimentación habitual ingiriendo los alimentos en el orden inverso al que los dejaste:

Octavo día:

Tomas solo platos con hortalizas o preparas compotas o frutas asadas.

Noveno día:

Introducir cereales.

Décimo día:

Introducir frutos secos, legumbres, aceites.

Undécimo día:

Introducir lácteos (ahora bien, es mejor evitar la leche y quedarse a partir de ahora solo con yogures y/o quesos frescos de cabra).

Duodécimo día:

Introducir carnes, pescados o huevos.

Decimotercer día:

Aprovecha que ya no tomas tóxicos para NO introducir en la dieta ni café ni azúcar salvo en contadas excepciones.

Pero si quieres volver a tomarlo este sería el día en que ya puedes reincorporarlo a tu dieta.

Decimocuarto día:

Ya puedes volver a tu alimentación habitual, sabiendo que te habrás desintoxicado y liberado de hábitos insanos.

Aunque ahora es el mejor momento para decidir NO introducir más tóxicos en el cuerpo a partir de ahora, continuando con una alimentación libre de alimentos procesados y vacíos de energía.

 

2. El descanso

 

La segunda línea que complementa y apoya la limpieza alimenticia es facilitar al organismo que realice esa depuración sin esfuerzo.

Para ello prepara un plan que contenga estos 2 descansos:

1. Descanso Físico: atiende y respeta todas las necesidades de descanso.persona en la cama con antifaz y taza de te

  • Reposo tras la comida y la cena, sentada unos 15mn si te es posible.
  • Más horas de sueño, todas las que te pida el cuerpo, porfa. Siestas o reposos.
  • Evitar realizar todo tipo de trabajo que no sea el obligado, manteniendo como prioridad el descanso y la organización de las ingestas (sólidas y/o liquidas).
  • Un paseo suave, por un parque o área natural, respirando y caminando a un ritmo que te resulte cómodo pero que te ayude a movilizar bien el corazón.
  • Nada te impide realizar el ejercicio físico que desees pero recuerda que el objetivo de estas 2 semanas es facilitar al organismo la salida de toxinas, no el consumo de energía.

 

2. Descanso Mental: libérate de los medios de incomunicación.

  • Practica silencio mental al menos 5mn cada día. Si además tienes ganas no dejes de disfrutar de un rato de una meditación de atención plena o de visualización (tipo escáner corporal) para conectar con tu cuerpo.
  • Procura ayunar todo lo que puedas del ordenador y sus acólitos, descansando los ojos y el cerebro del baño electromagnético de todo tipo de pantallas y campos de ondas (tipo wifi y similar).
  • Sustituye la tele por lectura o música, con la finalidad de limpiarte también de ruido mental.
  • Dedica todo lo que puedas y quieras a charlar y estar con tu gente querida, siempre que respetes todos los tiempos, comidas, bebidas y descansos que te estás programando. Recuerda que solo son 14 días…

 

3. Las plantas depurativas

bebiendo te con un libro

La tercera línea depurativa son las Plantas Medicinales depurativas, ya bien sea en forma de tisanas, de hidrolatos o de extractos pero recuerda que debes tomar los líquidos tibios o calientes.

Estas son las que te recomiendo para que elijas las que más te apetezcan, dependiendo de tus gustos, disponibilidad y comodidad.

Todas han sido probadas en mis tratamientos y son muy eficaces.

Simplemente tienes que incluir el remedio que elijas y tomarlo durante los 14 días de la depuración.

Quizás, como te encontrarás tan bien, querrás seguir tomándolo un poco más, puedes hacerlo durante 3 meses seguidos y después descansar.

    • Tisana Depurativa

Diente de León + Zarzaparrilla + Abedul + Enebro + Grama + Angélica + Verbena + Saúco + Menta o Hierbabuena.**

Mezcla un envase de cada una (las que consigas, cuántas más mejor) y guarda la mezcla en un recipiente hermético.

Prepara una tisana con 1 cucharada sopera de la mezcla por taza de agua, dejando hervir tapado durante unos 3mn, a fuego suave.

Deja posar hasta que entibie y tómalo después de colar. Prepara cada taza en el momento, (como si hicieses un café).

 

    • Hidrolatos

Hidrolato de Romero: 1 cucharada sopera en 1 vaso de agua tibia, 3 tazas al día. Depura el Hígado.

Hidrolato de Romero + Hidrolato de Enebro: misma dosis. Depura Hígado y Riñón.

 

    • Extractos de Plantas Medicinales

Amargo Sueco: 1 tapón en 1 vaso de agua tibia, 3 veces al día. Esta fórmula es la tradicional para usar en esta depuración, es un gran limpiador de toxinas.

Cynara Composta: 25 gotas en 1 dedito de agua tibia, 3 veces al día. Esta fórmula depura con potencia el Hígado y Vesícula Biliar.

⇒ Puedes potenciar la tisana añadiendo el amargo sueco a la taza cuando la vayas a tomar.

 

Cuidados y precauciones

 

Finalmente antes de lanzarte a ello te en cuenta las siguientes precauciones y recomendaciones.

Cuidado si:

  • Tomas medicamentos:

Si tienes una enfermedad crónica es necesario orientación profesional para seguir esta limpieza: diabetes, enfermedades del corazón, mentales, endocrinas, cáncer, etc…

Realmente te ayudaría mucho depurar tu cuerpo pero se hace necesario hacerlo bajo supervisión profesional para adaptarla a tu caso.

  • Conduces:

Al menguar la cantidad de azúcar en sangre durante la depuración algunas personas pueden ser susceptibles de bajadas de azúcar. Tenlo en cuenta por favor y adapta la alimentación a tus necesidades.

  • Lactancia:

No es el momento de depurarte, espera a terminar de dar de mamar.

  • Eres muy delgada o te cuesta coger peso:

Solo te puedo recomendar desde este post que lleves la depuración de las plantas y del descanso, pues si tienes delgadez la alimentación no podría ser esta, tendrías que tener un seguimiento profesional. 

 

Ten en cuenta que:

Todas las personas respondemos diferente a una depuración y en algunas la carga de toxinas es tan alta que cuando salen producen algún malestar:

    • Cansancio
    • Dolores musculares o de cabeza
    • Mal humor
    • Mal aliento
    • Mal sueño

Que no significan que te está sentando mal la depuración, todo lo contrario, está siendo efectiva, pero indica mucha sobrecarga.

Si te pasa eso simplemente tienes que continuar la limpieza y poco a poco se irán pasando, por supuesto no te tomes ningún fármaco para ello ya que la finalidad de esta depuración es justamente dejar que salga todo lo tóxico…

En todo caso si te resulta muy molesto empieza a tomar DETOXVITAL para apoyar a la expulsión de las toxinas o bien aumentar la dosis de plantas depurativas o de descanso.

E incluso si aún así es muy intenso y no sabes qué hacer puedes ponerte en contacto conmigo que te orientaré sin problema para que la adaptes a ti lo mejor posible.

 

Menstruación

No interfiere en ningún caso con los ciclos menstruales pero dependiendo de cómo vivas tus menstruaciones elige bien tu luna llena para hacerla coincidir o no con tu regla, pues aumenta la conciencia de ti misma como ser cíclico y la depuración orgánica de esa misma menstruación, pero puede aumentar los malestares físicos si los hubiera.

 

Ser consciente del cuerpo-mente

Si fuese el caso todos los malestares que te aparezcan durante esta depuración anótalos para un seguimiento posterior, tanto físicos, como emocionales y mentales.

Por supuesto es ideal hacer lo mismo con todos los bienestares, que los hay, ¡y muchos!

 

Aprovecha estas 2 semanas depurativas para llevar atención consciente a tu cuerpo-mente y celebrar esos días como un medio para limpiarse de todo tipo de toxinas, físicas y no físicas.

 

Bien, “¡esto es todo amigos!”, esta es la potente pero sencilla depuración* que te sentará fenomenal.

Si te pones en marcha por favor cuéntamelo. Es un honor conocer tu opinión y experiencia.

Cuídate.

Gracias por leerme.

Namasté.

Sheila Minguito.

 

*Tengo el gusto de comunicar que esta Depuración de la Luna Llena me ha sido transmitida por la enfermera y acupuntora Belén Martínez Moreno, absoluta fan de sus beneficios.

**Receta de mi padre José Luis Minguito, herborista.

 

 

 

 

×

¡Hola!

Nuestro horario de atención al cliente es de Lunes a Viernes: 10.30 a 13.30 y 16.30 a 20.00h. Te responderemos lo antes posible dentro de este horario. Recuerda que también puedes escribirnos a: eco@aguadeflores.es

× ¡Hola! ¿Te ayudamos?