Cuando abres un frasco de aceite de Comino negro y pones una gota en el dorso de la mano te encuentras un aceite de color amarillo dorado muy intenso con un aroma delicioso a hierba fresca.

Pero si lo pruebas descubres que tiene un sabroso punto picante y áspero incluso, que a mí me recuerda un poco al tomillo. De hecho, según el Dioscórides de Pío Font Quer, las semillas de Nigella sativa se usaban antaño en lugar de la pimienta.

La Nigella sativa, nombre científico del Comino negro, es una planta que procede de Asia Menor y que se cultiva desde hace miles de años, incluso también se cultivó en España aunque ahora solo te la puedes encontrar en el borde de los caminos y en los jardines.

Sus preciosas flores azules producen unas semillas pequeñitas de color negro, muy parecidas a las de la amapola, de las que se extrae un aceite extraordinario usado desde siempre en toda Asia, India y Oriente Próximo.

Y es que tiene unas propiedades aromáticas muy apreciadas, buenas virtudes nutritivas y una amplísima acción terapéutica tanto en salud como en cosmética que se conoce y usa desde la antigüedad.

Pero además en la actualidad se ha encontrado y demostrado una virtud de gran interés terapéutico: regula el sistema inmunitario.

También conocido como Ajenuz, Neguilla o Arañuela, el Comino negro produce unas semillas que contienen un 40% de aceite, compuesto de más de un centenar de principios activos entre los que hay Hierro, Fósforo, ciertas enzimas, Vitaminas del grupo B, Carotenos y Vitamina E. Pero además contiene 2 principios activos que le son propios:

  • nigelina: es un principio amargo que estimula el aparato digestivo e intestinal.
  • nigelona: tiene una acción broncodilatadora con efecto similar a un antihistamínico (alergias, asma, tosferina…).

 

libro Dioscórides de Pío Font Quer edición 1962

El Dióscorides de Pío Font Quer. Edición 1962.

Propiedades, usos y dosis

 

 En la actualidad se considera que el aceite de Comino negro:

  • Limpia y oxigena el cerebro, la sangre y los pulmones: baja el colesterol, el azúcar y la tensión por tanto protege el aparato cardiovascular y las enfermedades relacionadas.
  • Potencia el S. Inmunitario: es un antiinflamatorio y antibiótico natural con acción antiséptica, antimicrobiana y antimicótica, y regula el sistema inmunitario tanto deprimido como en las enfermedades autoinmunes.

Lo puedes tomar por tanto como complemento a tus cuidados para los siguientes trastornos de salud:

  • Digestivos y metabólicos: hinchazón de vientre, diabetes, gases. 
  • Inmunitarios: asma, alergias, bronquitis, tos ferina, catarros, escasez de defensas inmunitarias, herpes, gripe, psoriasis, eccemas, enfermedades autoinmunes.
  • También ayuda en estados depresivos, dolores articulares, insomnio y menopausia.

Para los problemas de alergia, sobre todo las reacciones alérgicas al polen, puedes comenzar a hacer una cura a principios de año y durante varios meses tomando una cucharadita de café (entera para adultos y mediada para jóvenes) dos veces al día.

Esa misma dosificación la vas a utilizar si quieres aprovechar sus numerosas virtudes terapéuticas, pero la duración de las curas variará según las necesidades. Al principio tómalo 3 meses seguidos y descansa uno antes de retomar.

Su sabor no es ningún problema porque está delicioso. Incluso puedes ponerte esa dosis mezclado con otro aceite en un aliño para ensalada o para cualquier plato de tus comidas, solo tienes que asegurarte tomar esa cantidad diariamente. Ahora bien, es más rápida su digestión si lo tomas en ayunas o con el estómago vacío.

La ingesta de este aceite alimenticio no constituye un problema ni en sobrepeso, ni colesterol alto, ni hígado graso, ya que ayuda precisamente en la regulación metabólica.

El laboratorio Jellybell tiene una fórmula de Aceite de Comino negro y aceite de Grosellero negro idónea para curas antialérgicas. Pero además te lo puedes poner en la piel, por supuesto.

 

Un aceite estrella para la piel

 

Pero además el aceite de Comino negro es una maravilla cosmética: cuando te lo pones el cutis se siente tan bien…, es tan agradable sentir cómo se extiende… y se absorbe tan rápido sin dejarlo brillante ni aceitoso que te enamora.

Tiene una textura fantástica, huele fantástico… aunque solamente fuese por las sensaciones al utilizarlo como serum facial ya merece la pena abrir un frasco de aceite de Comino negro virgen.

Pero si necesitas algo más para convencerte seguro que vas a encontrar alguna razón entre todas estas:

      • Calma, alivia, suaviza e hidrata la piel
      • Revitaliza y reafirma el cutis
      • Cicatrizante
      • Revitaliza, suaviza y tonifica el cabello apagado, frágil y seco
      • Fortalece las uñas quebradizas
      • Favorece el bronceado por su contenido en carotenos
      • Regenera la piel con granos, forúnculos, hematomas…

Por tanto si padeces eccema, acné, herpes, forúnculos, micosis o psoriasis creo que debes tenerlo en tu tocador y disfrutar de sus cualidades.

El aceite de Comino negro lo puedes utilizar solo, directamente aplicado sobre la piel tanto en tu cutis como en el cuerpo o cuero cabelludo si tienes alguna de las alteraciones anteriores, al menos una vez al día.

Una pequeña gota se absorbe con rapidez y puedes poner las que necesites hasta que sientas confortable la zona donde la estás aplicando. Pero además te voy a dar 5 recetas sencillas pero muy útiles para que prepares tus propias mezclas si te gusta la alquimia casera.

5 Recetas con Aceite de Comino negro: 

 

aceite de comino negro

Para la cara

Si tienes piel con rosácea, acné, o erupciones solares con granitos y rojeces por la radiación solar el aceite de Comino negro resulta un fiel aliado para ti sin ser denso, grasoso ni pesado.

Por el contrario si tienes la piel muy seca o envejecida lo absorberá de inmediato y te encontrarás poco a poco una piel más jugosa y flexible.

Para ambos problemas prepara este serum y aplica 1 gota mezclado con tu crema hidratante, o bien póntelo antes con un suave y delicado masaje solo usando las yemas de los dedos sobre la piel húmeda (por ejemplo tras aplicar un hidrolato):

Serum facial hidratante y regenerante

  •  50% aceite de Comino negro
  • 50% aceite de Jojoba

Mezcla en un frasco con cuenta gotas o bien que tenga el cuello estrecho para que puedas usarlo cómodamente.

Para el cabello

El aceite de Comino negro puede ser ideal para el cuero cabelludo irritado, con escamas, picores o caspa, pero su olor puede perdurar en el cabello y aunque es muy aromático puede que no sea lo que más te guste para tu melena… de modo que es mejor preparar una mascarilla natural solo con un porcentaje de aceite de Comino negro que evite que perdure su aroma.

Mascarilla Capilar al Comino negro 

  • 1 cucharita de postre de aceite de Comino negro
  • 1 cucharada de miel
  • 1 yema de huevo

Mezcla todos los ingredientes y aplica la mascarilla en el cuero cabelludo. También puedes ponerla en todo el cabello, para lo que solo tienes que doblar la cantidad de ingredientes según la longitud y densidad de tu melena.

Aceite capilar

  • 50% aceite de Comino negro
  • 50% aceite de Camelia

Si finalmente decides que te encanta su aroma en tu pelo, este aceite para cabellos secos, frágiles o dañados te encantará. Aplica una gota para todas las puntas, con el cabello seco.

Pero también puedes usarlo como una mascarilla oleosa antes de lavar el cabello, aplicando la cantidad que necesite tu pelo de raíz a puntas y dejándola actuar 30mn.

Después date las champunadas que necesites para terminar de retirar bien el aceite que no se ha absorbido (dependerá de cada cabello).

Ya sabes que los tratamientos oleosos para el cabello lo hidratan y nutren maravillosamente pero sí que es necesario siempre una prueba antes para verificar las cantidades y la frecuencia que tu cabello necesita.

Para el cuerpo

 

Aceite corporal Piel Jugosa

Prepara este aceite corporal si tienes tendencia a la dermatitis, el eccema o la psoriasis, o simplemente la piel muy seca.

  • 40% aceite de Comino negro
  • 60% aceite de Camelina sativa

Mezcla ambos aceites perfectamente y aplícatelo sobre la piel del cuerpo después de salir de la ducha, con la piel húmeda.

Si quieres darle un aroma diferente, aunque te puedo confesar que para mí esta fórmula huele a yerba fresca de manera natural, puedes añadirle 1 gota de Aceite Esencial de Palmarrosa por cada 2ml de aceite corporal.

Por ejemplo: para 100ml de aceite corporal pon 40ml de Comino negro + 60ml de Camelina + 50 gotas de Aceite Esencial de Palmarrosa.

 

Ungüento para las uñas

  •  1 cucharadita de postre de aceite de Comino negro
  • 1 cucharada sopera de Manteca de Karité.

Calienta ligeramente la cucharada de Manteca de Karité colocándola en un bol con agua caliente, lo justo para que se derrita solo lo que vas a usar.

Una vez derretida, añade el Comino negro y mezcla perfectamente. Envasa y deja solidificar. 

Aplícalo por las noches sobre las uñas quebradizas, aunque también es genial para las manos muy resecas y los talones agrietados… así que puedes usarlo a discreción antes de meterte en la cama.

 

 

Bien, esto es todo lo que puedo contarte sobre este delicioso aceite vegetal. Me encantaría leerte si lo conoces…

 

Cuídate.

Namasté.

Sheila Minguito.

 

×

¡Hola!

Nuestro horario de atención al cliente es de Lunes a Viernes: 10.30 a 13.30 y 16.30 a 20.00h. Te responderemos lo antes posible dentro de este horario. Recuerda que también puedes escribirnos a: eco@aguadeflores.es

× ¡Hola! ¿Te ayudamos?