Si los cambios de esta estación otoñal te resultan dificiles no dudes en echar mano de los remedios naturales que la Naturaleza dispone para nosotros: los aceites esenciales, los hidrolatos y las plantas medicinales son agentes preventivos y curativos de primer orden, eficaces, sencillos, inocuos y sostenibles.

Si esta estación bisagra entre el verano y el invierno te resulta dificil, si pasar de la luz, del calor y la actividad a la oscuridad, el frío y la humedad te cuesta mucho, te abate o te disminuye la vitalidad, no te olvides de tener a mano estos remedios. El Otoño es justo el paso entre los polos del año y nos permite ir adaptándonos paulatinamente hacia el polo yin del año, el más oscuro antes de la vuelta de la luz en un eterno retorno. La Naturaleza como siempre tiene apoyos y ayudas para cuando nos cuesta esta transición y los remedios siguientes te serán de mucha ayuda.

Y si te apetece profundizar en la preparación de más recetas puedes apuntarte al TALLER BOTIQUÍN AROMÁTICO OTOÑO-INIVIERNO, que vamos a realizar el próximo sábado 23. Aquí tienes toda la información.

Que no se vaya la luz.

Echas de menos el sol, no quieres ni pensar en que oscurece temprano y el abatimiento, la bajada de ánimo o los cambios de humor no los mejoras con nada. Solo quieres que vuelva el sol.

Estos pensamientos oscuros y el desánimo puedes mejorarlos tomando una CURA DE HIDROLATO DE HIPERICO. Este hidrolato no tiene la fotosensibilización que sí pueden crear otros preparados de esta maravillosa planta, el Hypericum perforatum, también conocida por Hierba de San Juan, Corazoncillo o Hipericón, y se puede usar divinamente en esta época.

Toma 1 cucharita de hidrolato de Hiperico diluida en 1 vaso de agua tibia, 3 veces al día. Durante 21 días. Si notas que te sienta muy bien y quieres seguir, descansa 7 días antes de volver a tomarlo.

Este hidrolato debe ser supervisado por un profesional si estás tomando fármacos, especialmente la píldora y algún otro para el corazón, el asma o las migrañas. Si quieres más info sobre hidrolatos no te pierdas este post donde te hablo a fondo de ellos.

Un ambiente libre de contagios

La vuelta al cole y al trabajo provee de un gran surtido de todo tipo de virus, toses, y malos rollos en general, ¿a qué sí?. Si difundes con un difusor ultrasónico unos cuántos aceites esenciales tendrás una protección extra garantizada mientras disfrutas de un maravilloso aroma en tu hogar, oficina o incluso en el coche.

Prueba nuestra deliciosa fórmula “MICROBIOS DE INVIERNO” de la línea Gavots de Provence: de 4 a 6 gotitas en el difusor y a respirar sin riesgos. LLeva Tomillo, Eucalipto, Pino, Lavandin, Cajeput y Niauli, aromáticos y super eficaces aceites esenciales anticontagios, pero también despejan las vías respiratorias si las tienes atascadas. Sus valiosas propiedades curativas son tan importantes como su aroma para sentirse como si tuvieses tu casa en pleno monte: te ayuda a conectar con la naturaleza en tu día a día.

Si no tienes difusor eléctrico puedes preparar un spray ambiental, un mikado o mismamente añadir las gotas a una taza de agua que coloques sobre el radiador: al evaporarse sin un sobrecalentamiento los aceites esenciales se difundirán en el aire de la habitación, es más lento y menos intenso pero también muy eficaz.

Frena el catarro ante el mínimo síntoma

Y si aún así te pillas algo, o te enfrías, o tus defensas no pueden con tanto a la vez no te olvides del gran remedio que restaura tu sistema antes de que caigas del todo: EKINFLU de la marca Forza Vitale. En este post tienes una tisana maravillosamente eficaz para tomar al mínimo síntoma, pero además de tomarla puedes usar una dosificación del remedio mucho más alta, tomando la dosis indicada varias veces al día, no solo las 3 habituales, hasta que te recuperes. Mi ayudante Charo y yo somos fans totales de este potente remedio que nos mantiene en pie entre lo que entre por la puerta de Agua de Flores. Si necesitas una recomendación personalizada no dudes en consultarme.

Espero que estos 3 remedios te aporten esa ayuda extra para que disfrutes de verdad del otoño, sacando partido a ese placer de caminar entre las hojas secas de un bosque a pesar del frío o el agua… ¿a qué no te saca nadie de ahí, eh? Feliz Otoño.

Y tú, ¿tienes alguna fórmula especial para este otoño?

Gracias por leerme, un saludo cordial.

Sheila Minguito Garcia.

 

Si te ha gustado, por favor, comparte!
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail to someone