Si ya conoces la delicada suavidad del Aceite de Jojoba, su color dorado suave y la sensación que deja en tu cutis no necesitas más. Sabes porque lo llaman el oro del desierto…

Pero si aún no lo sabes quédate a descubrirlo:

Y la razón es que realmente el Aceite de Jojoba es una cera líquida, un éster de cera, con un casi 97% de ceramidas, lípidos insaponificables que son un valioso activo en la regeneración y en la protección del envejecimiento cutáneo.

Esta característica única del Aceite de Jojoba lo hace lo más parecido que hay al sebo de nuestra piel y cuero cabelludo así que una vez que lo conoces ya se vuelve imprescindible en tu tocador.

Precisamente su composición hace que no se rancie como sí ocurre con otros aceites vegetales, pues es muy resistente al calor y a la oxidación, y como apenas tiene olor propio, no solo lo puedes usar en la piel y el cabello sino que es una base muy útil si en algún momento quieres preparar perfumes oleosos o sólidos con aceites esenciales.

La Jojoba (Simmondsia chinensis en latín y como la encuentras en la INCI de los cosméticos) crece en los desiertos de Centroamérica y sur de EEUU y se usan sus semillas, que los indios llevan utilizando desde hace siglos para varios menesteres como la fabricación de velas, el curtido de pieles, la preparación de una bebida parecida al café y la extracción del aceite que tiene virtudes curativas y cosméticas.

Desde hace varias décadas este aceite está siendo cada vez más usado porque parece que reemplaza perfectamente el espermaceti, sustancia extraída del cachalote, siendo una opción mucho más sostenible para el planeta.

Lo sustituye en todos sus usos: lubricantes de automóvil, curtidos, farma-industria y cosméticos. Lo que no deja de asombrarme cuando pienso cuántas cosas desconocemos de las industrias…

 

El Aceite de Jojoba en la piel

Debido a su riqueza y composición natural similar al sebo cutáneo refuerza la capa hidrolipídica, y es apropiado para todo tipo de cutis, desde los grasos hasta los secos, proporcionando a cada uno equilibrio y bienestar:

  • hidratante
  • revitalizador
  • antiarrugas
  • suavizante
  • calmante
  • regenerador
  • regula el sebo
  • protector solar

 

El Aceite de Jojoba no deja sensación grasa, no es denso ni “aceitoso” y no obstruye los poros. Por eso es un gusto usarlo…

Activa el metabolismo de la elastina cutánea y frena la pérdida de agua en las células, por lo que es un muy buen humectante para todo tipo de pieles.

Por tanto si tienes el cutis deshidratado, sensible, inflamado, seco, muy seco o envejecido, el aceite de jojoba te ayudará a mantener la humedad, elasticidad y juventud de tu piel. 

Y si lo tienes graso o con acné regula el exceso de sebo mientras te lo hidrata. 

Para todos los cutis aporta una protección solar natural de factor 5, favoreciendo el bronceado mientras nos protege.

Si te cuesta creer que sirva para todos los tipos de pieles recuerda que es una cera líquida y no un aceite, aunque lo llamemos así, y por tanto se comporta de manera muy distinta al resto de los aceites vegetales.

 

aceite de jojoba

El Aceite de Jojoba en tu pelo

Entre sus propiedades cosméticas, además de las cutáneas no debes olvidarlo para cuidar tu cabello:

  1. Reequilibra el sebo del cuero cabelludo como lo hace con el de la piel, entonces si hay mucha grasa normaliza su producción disminuyendo el exceso y si hay poca le ayuda a no estar tan seco y frágil.
  2. Y para todo tipo de cabello aporta brillo y flexibilidad, embelleciéndolo y frenando su caída.

Puedes usarlo directamente en el cabello de varias maneras:

  • Como serum capilar: ponte unas gotas en la palma de las manos, frótalas y aplica suavemente en las puntas para sellarlas y protegerlas en cabello seco y frágil.
  • Como mascarilla capilar: usa este aceite en cualquier fórmula casera que uses, por ejemplo mezclado con yema de huevo y miel. También puedes aplicarlo directamente el cuero cabelludo y cabello, dejarlo actuar 20-30mn y lavarte a continuación con tu champú habitual.
  • Como serum de aceites esenciales: este aceite es el más apropiado para preparar un serum con aceite esencial de Ylang Ylang para la caída, o de Romero para la inflamación del cuero cabelludo. Una vez tienes tu serum puedes aplicarlo en un automasaje directamente en el cuero cabelludo, lo tengas graso o seco.

Más usos del aceite de Jojoba

Gracias a su textura, gran capacidad de absorción sin dejar grasa y sus reconocidos efectos regenerantes e hidratantes no dejes de usar este aceite como:

  • Serum facial hidratante/anti edad: úsalo solo para darte masajes faciales antes de tu crema o añade una gota del aceite a tu crema facial en el cuenco de la mano y póntelo directamente cuándo ésta no te resulte todo lo hidratante o regenerante que esperabas.
  • Desmaquillante de ojos y labios: al ser tan poco denso es muy apropiado para arrastrar el maquillaje de ojos sin dejar los párpados saturados de aceite e hidrata los labios sin ser pesado.
  • Post depilatorio/ aftershave: calma la piel sin resultar denso, y les va muy bien también a los chicos.
  • Perfumería: como base de perfume con aceites esenciales, diluye perfectamente cualquier fórmula aromática que crees con aceites esenciales y al no enranciarse permite que el perfume pueda durarte mucho tiempo. También permite añadir cera de abejas para la creación de perfumes sólidos.
  • Hidratante de las cutículas de las uñas: ponte una gota y hazla penetrar con un suave masaje.

 

Es abrir un frasco de Jojoba y enamorarte de él. Además como no proviene de un fruto seco es bastante difícil que de reacciones alérgicas que sí pueden darse con aceites como la almendra, avellana u otros si tienes alergias por reacciones cruzadas.

Espero que disfrutes de cada gota de este oro del desierto.

 

 

¿Ya lo conocías? ¿Te he contado algo nuevo? Te leo en comentarios.

Muchas gracias por leerme.

Cuídate con placer.

Sheila.

 

 

 

 

 

×

¡Hola!

Nuestro horario de atención al cliente es de Lunes a Viernes: 10.30 a 13.30 y 16.30 a 20.00h. Te responderemos lo antes posible dentro de este horario. Recuerda que también puedes escribirnos a: eco@aguadeflores.es

× ¡Hola! ¿Te ayudamos?