Si te gusta la cosmética e higiene naturales seguro que te has encontrado con varias recetas caseras para preparar tus propias pastas dentales o colutorios para evitar usar sustancias perjudiciales en tu boca usando cuidados bucales naturales.

O quizás desees ser más sostenible con el planeta teniendo en cuenta la cantidad tan alta de residuos que cada uno de nosotros deja limpiando nuestra boca 3 veces al día.

Pero, ¿son adecuados, eficaces e inocuos?

Hay 3 razones para cambiar a un cuidado bucal con agentes naturales:

    1. Limpieza eficaz sin agresión dental.
    2. Desinfección respetuosa con la mucosa oral.
    3. Sostenibilidad medioambiental.

Solo que según mi opinión no todas las alternativas que hay en internet son válidas, realistas e inocuas.

Te acompaño a analizar todo lo que podemos mejorar en nuestros cuidados bucales a la vez que impulsamos nuestra salud bucal de manera natural e integral.

 

Revisión de las 4 herramientas de higiene dental y bucal.

 

remedios naturales salud bucal en frascos de cristal zero waste

Déjame revisar contigo las 4 herramientas que usamos cotidianamente para después proponerte alternativas útiles, eficaces e inocuas para tus cuidados bucales naturales, buenos para tu salud y la del planeta.

 

1. Pasta de dientes:

Las pastas dentales ayudan en la limpieza dental pero no son absolutamente necesarias.

¿Sabías que puedes limpiar perfectamente tus dientes con agua, simplemente mojando muy a menudo el cepillo en agua y ejercitando un buen mecanismo de cepillado?

No obstante las pastas sí que favorecen el pulido dental y por eso nos agrada más usarlas.

Pero las pastas comerciales contienen todo tipo de sustancias, y entre las que debes conocer están las menos recomendables:

  • Triclosán: es tan dañino para la salud que en la UE están valorando su prohibición. Es un disruptor endocrino además de hacer permeable la mucosa oral de modo que quedas desprotegida, aumenta la resistencia a los antibióticos y es bioacumulativo, de modo que se relaciona con desarrollo tumoral.
  • Sodium lauryl sulfate: detergente con muchos efectos dañinos para la salud y el medioambiente. Si no lo quieres en tus champús imagínate en tu boca.
  • Flúor: actúa como un metal pesado depositándose en la tiroides y endureciendo la glándula pineal de modo que no compensa su controvertida acción anticaries.
  • Colorantes y conservantes: estos aditivos se tragan habitualmente saturando al hígado.
  • Blanqueantes: sustancias abrasivas que dañan el esmalte y las encías.
  • Sostenibilidad: además de los tubos de plástico es importante recordar que la mayor cantidad de estos tóxicos en las pastas dentales con terminan en el agua, lo que contamina aún más.

 

2. Cepillos dentales:

Es la principal herramienta en nuestra higiene bucal por lo que es muy interesante cuidar su calidad.

Los de plástico alteran el campo electromagnético bucal y más aún si los usas eléctricos.

Y su nula sostenibilidad es un acicate para el desarrollo de otros materiales más ecológicos. Te los enseño después.

 

3. Hilo dental:

Junto con el cepillo es la herramienta más útil para cuidar las encías sin daño.

Los convencionales están fabricados en nylon y contienen ceras derivadas del petróleo, como la parafina, que obliga al hígado a trabajar más.

 

4. Colutorios:

Los enjuagues bucales redondean la higiene bucal pero sobre todo se usan como tratamiento cuando ya hay enfermedades declaradas y deben formar parte de tus cuidados bucales naturales.

Su función desinfectante debe ser eficaz pero no producir daños como pasa con los 2 más habituales de los colutorios comerciales:

  • Clorexidrina: además de provocar reacciones alérgicas graves y muy graves (incluidas muertes) esta sustancia usada para desinfectar la placa bacteriana de la boca no discrimina las bacterias que mata así que también te deja sin las “buenas” necesarias para mantener sana tu mucosa oral. También cambia la percepción del sabor de los alimentos y además tiñe los dientes.
  • Triclosán: al igual que en la pasta de dientes, este desinfectante no es seguro para tu salud.

 

4 alternativas realistas y eficaces.

 

Sí, hay alternativas sanas, eficaces, inocuas. Pero no todas las que hay por ahí lo son.

Estas son las opciones para tus cuidados bucales naturales que te recomiendo con garantías y al final del artículo tienes detallados algunas con las que debes tener cuidado.

1. Pastas de dientes con sello eco.

Es la opción más cómoda si no quieres ponerte manos a la obra para preparar una receta casera.

Evitan los componentes más dañinos que hemos visto antes pero tengo que decirte que lamentablemente el sello eco no garantiza que ciertos ingredientes como el lauryl sulfate desaparezcan, de modo que atenta a la INCI de las que compres.

2. Pastas de dientes caseras.

Las más fáciles y eficaces llevan aceite de Coco, extractos de plantas medicinales, arcilla blanca o bentonita micronizada y aceites esenciales.

Pero necesitas conocer bien los ingredientes porque no todos son adecuados o eficaces, e incluso pueden resultar perjudiciales.

Sigue leyendo que te lo cuento más abajo.

La idea es ir probando varias y quedarte con la que más te guste aunque siempre recomiendo ir cambiando las fórmulas para no cansarte.

Preparadas con ingredientes de buena calidad, estas recetas están probadas y son seguras y eficaces.

Te doy 3 para que pruebes:

1º) RECETA AYURVEDICAlimpiador dental de coco y cúrcuma
  • 1 cucharada (aprox. 15ml ) de Aceite de Coco bio.
  • 25 gotas de extracto de Cúrcuma Sys Cúrcuma de Forza Vitale.

Funde ligeramente el aceite de Coco y añade el extracto de Cúrcuma revolviendo bien, una vez solidifique un poco (dependiendo del calor ambiental) ya tienes tu pasta dental blanqueante y antiinflamatoria.

Si te recomiendo el extracto de Cúrcuma de Forza Vitale no es para que gastes más dinero si no por 3 razones fundamentales:

    1. Es 5 veces más concentrado que el polvo de Cúrcuma.
    2. Está certificada por el laboratorio Forza Vitale lo que garantiza que es Cúrcuma de alta calidad y no contiene colorantes artificiales como ocurre con el polvo que proviene de India, o que corresponde a otro tipo de cúrcuma que viene de China pero es hepatóxica.
    3. No es abrasiva con los dientes por que no es polvo.

Así que con esta fórmula vas a notar cómo tus dientes relucen y tus encías mejoran su inflamación.

2º) RECETA NATURISTA
    • 1 cucharada de Aceite de Coco Bio.
    • 1 cucharita de café de Bicarbonato sódico.
    • 1 cucharita de café de Arcilla bentonita o de Arcilla blanca micronizada.
    • 1 pizca de Sal marina bio molida muy fina.

Mezcla muy bien el polvo del Bicarbonato con la arcilla y la sal y después añade al aceite ligeramente calentado, revuelve y envasa.

3º) RECETA CON ACEITES ESENCIALES
    • 45 gramos de aceite de Coco
    • 45 gramos de bicarbonato sódico
    • 10 gramos de Xilitol (azúcar de Abedul)
    • 10 gotas de aceite esencial de Limón, o 5 de Menta o 15 de la Sinergia Cuidado Encías SPA (se pueden añadir más gotas de esta fórmula porque es una sinergia equilibrada que no te da ninguna molestia).

Mezcla el bicarbonato con el xilitol y agrega el aceite de Coco previamente fundido (con colocarlo cerca de una fuente de calor es suficiente si lo tienes sólido) revolviendo muy bien. Para terminar añade los aceites esenciales, remueve perfectamente y envasa.

3. Cepillos y seda dental sostenibles

Están proliferando los cepillos con mango de bambú o madera, pero muchos siguen llevando las cerdas de nylon, lo que además de alterar el electromagnetismo de la boca, sigue siendo una fuente de contaminación por plástico.

La marca Biobambú me parece de lo mejor porque ha conseguido sustituir los filamentos de nylon o de PLA* por un compuesto derivado del Aceite de Ricino, que se degrada mucho más rápidamente que el resto.

Seguro que sabes que la seda dental es el complemento más adecuado para terminar la limpieza correcta de los dientes, en este caso también BIOBAMBÚ ofrece un hilo de seda natural envuelto en cera candelilla en vez de parafina.

cepillos de bambu en frasco de cristal transparente y seda dental zero waste

Hay otras marcas que usan hilo de algodón y otras ceras para conseguir lo mismo, es cuestión de probar el que más te gusta.

En esta alternativa lo importante es la coherencia de la empresa que use los materiales más acordes con la sostenibilidad evitando el greenwashing.

*PLA: polímero que se extrae del maíz, el problema es que puede provenir de cultivos transgénicos y aunque no tarda tanto como el nylon pueden pasar más de 80 años hasta que desaparezca.

 

4. Colutorios y Desinfectantes

En este apartado te traigo soluciones mucho más efectivas e inocuas que las convencionales, porque aquí los efectos antbacterianos de los Aceites Esenciales y las Plantas Medicinales no solo evitan daños colaterales si no que son en sí mismos agentes curativos reales que potencian tus cuidados bucales naturales.

  1. COLUTORIO con EKINFLU de Forza Vitale:

Es una fórmula fantástica para combatir la inflamación bacteriana de las encías simplemente tienes que ponerte 10 gotas en un vaso de agua y utilizarlo como enjuague bucal.

  1. SINERGIA CUIDADOS ENCÍAS S.P.A. :

Esta fórmula de aceites esenciales puedes usarla de 3 maneras diferentes según tu gusto:

    1. 1-2 gotas directamente en el cepillo para sustituir a la pasta dental.
    2. 2-4 gotas después del cepillado, aplicadas con la yema del dedo sobre las encías con un suave masaje.
    3. 4-5 gotas en el fondo de un vaso, añadir agua y revolviendo muy bien hacer enjuagues hasta terminar el vaso.

frascos de cristal con extractos de plantas medicinales y aceites esenciales

  1. AGUA DE MAR:

Diluye 2 cucharadas de agua de mar en 6 de agua filtrada y ya puedes hacer enjuagues con esta mezcla.

  1. ENJUAGUE con XILITOL:

Diluye 1 cucharadita de Xilitol (Azúcar de Abedul) en un vaso de agua y úsalo como colutorio para prevenir la caries dental.

 

Estos 2 son preventivos de problemas pero si ya tienes infección o inflamación de encías entonces usa uno de los 2 primeros.

 

Con estas 4 alternativas obtienes un cuidado completo, eficaz y completamente natural de tus dientes y encías sin daño alguno.

Pero a veces es necesario cuidar más profundamente tu salud con una higiene bucal más profunda por ejemplo si padeces halitosis o te levantas con la lengua sucia.

 

¿Te limpias la boca antes o después de desayunar?

 

Muchas personas se levantan con la lengua sucia: blanca, amarilla…, cargada, vamos.

En la boca se acumulan durante la noche muchos residuos produciendo una capa comúnmente blanca que se llama Saburra,  porque la boca es una vía de entrada pero también de salida.

La función depurativa orgánica, comandada por el hígado, durante la noche intenta expulsar la sobrecarga tóxica y por eso a la mañana siguiente encontramos esa capa sucia.

Produce mal aliento, mal sabor de boca o mucha sed.

Si te pasa a ti sí que es interesante que elimines todas esos tóxicos de la boca antes de ingerir el desayuno porque si no te los tragarás y volverán a tu tubo digestivo donde no te interesa tenerlos.

LÍMPIALA ANTES

Así que antes de desayunar tienes que utilizar un raspalenguas para eliminar esa capa de la lengua.

Pero no puedes utilizarlo con mucha fuerza sino con suavidad y delicadeza para no arrastrar junto con la suciedad una capa de mucosa muy importante para proteger tus papilas gustativas.

Así que hazlo con cuidado sin dureza o mucha presión.

El tipo de raspalenguas que uses puede ser metálico o de plástico aunque ninguno de los dos es muy interesante para el campo electromagnético de la boca pero si no lo usas excesivamente tampoco es un gran problema y te conviene eliminar bastante más los tóxicos que volverían otra vez al estómago en cuanto comas el desayuno.

Una vez limpies la lengua puedes cepillar suavemente los dientes simplemente con agua o con agua de mar que incrementaría todavía más en los beneficios de la restauración del funcionamiento de la mucosa bucal.

Y sí, esto no evita que tengas que volver a pasar el cepillo para eliminar los restos de alimentos del desayuno, pero vas a notar un cambio tan grande en tu boca que esos minutos de limpieza mañanera te van a resultar básicos para iniciar el día con un nuevo confort y ya no dejarás nunca tus cuidados bucales naturales.

Obviamente si no produces saburra la limpieza en ayunas no es necesaria.

 

Remedios naturales nada adecuados.

 

He visto algunas propuestas milagrosas que pululan por ahí y con las que hay que tener cuidado; aunque te cuenten que son cuidados bucales naturales opino que no son nada adecuados:

  • PLANTAS o MINERALES MOLIDOS :

Incluida la cúrcuma. Cualquier sustancia dura puede resultar abrasiva del esmalte dental terminando por dañar los dientes (y eso no tiene arreglo, lo te la juegues).

Las plantas medicinales, arcillas o polvos como el carbón de coco que quieras usar para preparar pastas caseras deben ser micronizadas, a fin de que el tamaño de sus partículas sea menor de 100 micrómetros.

Deberían formar parte de la receta en una pequeña cantidad. Y no deberías usarlas diariamente.

Pero aun así deberías enterarte bien que no resulten abrasivas, por mucho que tengan maravillosas propiedades.

Por eso yo uso extracto de Cúrcuma en vez de planta molida.

  • JUGO de LIMÓN

Cuidado con la acidez de este jugo, te dañará los dientes.

  • ACEITE ESENCIAL de LIMÓN

No blanquea nada, solo limpia el diente por lo que parece que está más blanco…

  • EXTRACTOS CASEROS CON ALCOHOL

El alcohol también daña la mucosa oral, te cuidado con la preparación de extractos de plantas caseros con alcohol de alta graduación.

 

Y 2 que sí funcionan.

 

Y para terminar, darte mi opinión sobre 1 sustancia y de 1 método controvertidos, para que los aproveches a fondo.

  • El Bicarbonato de sodio

Yo misma pensé durante mucho tiempo que es una sustancia abrasiva para los dientes, por lo que lo rechacé hasta que me enteré que tiene el menor índice de abrasividad de todas las sustancias con las que te puedes limpiar los dientes (salvo el agua, claro está).

La escala RDA mide la abrasividad de las pastas dentales del mercado y puedes encontrar las tablas donde evidencian que el bicarbonato de sodio es uno de los más bajos comparativamente hablando con pastas comerciales muy conocidas, sobre todo si te prometen blanquear los dientes.

El problema del bicarbonato es el sabor, así que no suele usarse solo.

Como en las recetas que te di antes, es un ingrediente más para aprovechar su poder limpiador evitando su sabor.

 

  • El Oil Pulling

O enjuague con aceite. Es un método para limpiar la boca y las encías que proviene del Ayurveda y que consiste en realizar un enjuague en ayunas con 1 cucharada de aceite en la boca durante 15-20mn.

En origen se hacía con aceite de sésamo o de girasol pero ahora también se recomienda con aceite de coco, si bien parece ser que es efectivo con cualquier aceite vegetal que tengas disponible.

Su función es arrastrar la suciedad y neutralizar las bacterias bucales, favoreciendo la salud de las encías y la prevención de la caries, pero también arrastras toxinas al exterior favoreciendo la depuración orgánica integral.

Estar moviendo el aceite (SIN tragar nada) durante tanto tiempo cansa mucho nuestros músculos faciales desentrenados de modo que para ir fortaleciéndolos es mejor mantener 1 cucharada de aceite 5mn seguidos e ir aumentando paulatinamente a medida que notemos menos cansancio en las mejillas.

También puedes escupir esa cucharada** y poner una más cada 5mn descansando un poco entre ambas. (¡Además este entrenamiento te ayudará a tonificar los músculos faciales!)

Mientras tienes el enjuague en la boca puedes realizar cualquier otra actividad pero al terminarlo tienes que cepillarte la boca para eliminar todo residuo y favorecer la recuperación de la alcalinidad bucal.

Después ya puedes desayunar sabiendo que has depurado tu cuerpo de toxinas acumuladas.

**siempre a la basura y punto limpio, nunca a un desagüe.

 

 

Espero que este artículo te haya inspirado para explorar alternativas seguras y eficaces en tus cuidados bucales naturales.

Si pones alguna en práctica has de contármelo, ¡me encanta compartir experiencias!

 

Gracias por leerme.

Namasté.

Sheila Minguito.

×

¡Hola!

Nuestro horario de atención al cliente es de Lunes a Viernes: 10.30 a 13.30 y 16.30 a 20.00h. Te responderemos lo antes posible dentro de este horario. Recuerda que también puedes escribirnos a: eco@aguadeflores.es

× ¡Hola! ¿Te ayudamos?